Tribunal Supremo de Holanda veta la importación de ayahuasca por seguridad pública, hasta ahora se toleraba para «usos religiosos»

El Tribunal Supremo de Holanda sentenció este martes que el té de ayahuasca, un preparado psicodélico de Sudamérica tolerado hasta ahora bajo la «libertad de culto», no puede importarse al territorio holandés ni usarse en las ceremonias religiosas porque lo considera un peligro para la salud pública.

El caso llegó a la Corte Suprema después de que un tribunal de apelaciones de Ámsterdam condenara a una mujer por importar 33 kilos de té de ayahuasca, que traía desde Brasil a través del aeropuerto de Schiphol de la capital y que estaban destinados a la secta de Santo Daime, que tiene a unos 140 seguidores en Holanda, incluida la acusada.

Hasta ahora, había un vacío legal en el uso de esta bebida y se toleraba su importación por Santo Daime para «usos religiosos», es decir, para las conocidas como ceremonias de curación, pero la Justicia ha decidido hoy que, en realidad, este té es un peligro para la salud pública y confirmó la condena a la mujer por violar la Ley del Opio.

Sin embargo, no impuso ningún castigo a la sentenciada porque se buscaba establecer un precedente legal para el uso de este preparado indígena.

La bebida contiene un componente, dimetiltriptamina (DMT), que no debería haberse importado al país, según la legislación holandesa, desde hace 17 años, aunque la secta de Santo Daime lo use como «un recurso sagrado» y considere esta prohibición una violación de la libertad de religión.

Este brebaje originario del Amazonas tiene efectos alucinógenos que pueden durar hasta seis horas y se usa como un tratamiento complementario para problemas de adicciones, depresión y ansiedad, aunque su uso genera dudas entre los científicos.

Esta infusión se obtiene de la cocción de hierbas que crecen en la selva amazónica.

La combinación más común es la «chacruna», que posee componentes psicoactivos que generan visiones, y la liana «Banisteriopsis caapi», con inhibidores de la monoaminoxidasa, enzima que controla los niveles de serotonina, neurotransmisor regulador de las emociones.

Según el instituto holandés de investigación en cuestiones de salud mental Trimbos, las «alucinaciones pueden ser muy aterradoras paras las personas» y, sí se combina la ayahuasca con otros medicamentos, «puede ser peligroso para la salud física y empeorar las dolencias psicológicas, así como crear una psicosis o una depresión maníaca».

La semana pasada, un hombre murió durante una «sesión de curación» en Holanda, donde los asistentes tomaron el té de ayahuasca, aunque todavía no está demostrado que su fallecimiento esté directamente relacionado con la sustancia ingerida.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...