Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.
Giorgia Meloni, entre Santiago Abascal y Macarena Olona durante la campaña andaluz

“Sí a la universalidad de la cruz”: el incendiario discurso de la neofascista italiana aliada de Vox en Andalucía

Giorgia Meloni, presidenta y fundadora del partido italiano ‘Fratelli d’Itallia’ irrumpe en la campaña andaluza en apoyo de Macarena Olona

La líder de la ultraderecha italiana, Giorgia Meloni, prestó ayer su voz –hasta la ronquera– a la candidatura de Macarena Olona a las elecciones andaluzas. Fue en un mitin en Marbella, en el que el discurso de la presidenta de ‘Fratelli d’Itallia’, formación neofascista, puso en pie a Santiago Abascal, líder nacional de Vox, y su candidata en Andalucía, Macarena Olona.

En un crescendo de volumen, hasta acabar en un grito ronco, Meloni enardeció a los convocados: “No hay mediaciones posibles: o se dice ‘sí’ o se dice ‘no’. Sí a la familia natural, no a los lobbis LGBT [sic], sí a la identidad sexual, no a la ideología de género, sí a la cultura de la vida, no al abismo de la muerte, sí a la universalidad de la cruz, no a la violencia islamista, sí a fronteras seguras, no a la inmigración masiva, sí al trabajo de nuestros ciudadanos, no a las grandes finanzas internacionales, sí a la soberanía de los pueblos, no a los burócratas de Bruselas”.

Por último, tras una pausa dramática, ha concluido: “Y sí a nuestra civilización y no a quienes quieren destruirla. ¡Viva Macarena Olona, presidenta de Andalucía! ¡Viva Santiago Abascal, presidente de España! ¡Viva España! ¡Viva Italia! ¡Viva la Europa de los patriotas!”.

A sus 45 años, Meloni se ha situado en Italia como nuevo referente de la ultraderecha, dejando incluso a su izquierda a otro viejo aliado de Abascal, Matteo Salvini. Admiradora de los republicanos de Donald Trump y del primer ministro húngaro Viktor Orbán, durante mucho tiempo fue discípula de Gianfranco Fini, el político que en los 90 convirtió el post-fascista Movimiento Social Italiano, MSI –heredero ideológico de Benito Mussolini– en la conservadora Alianza Nacional.

Total
18
Shares
Artículos relacionados
Total
18
Share