Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.
Justin Welby y Carlos III ©AP Photo/Chris Ison, Pool

[Reino Unido] Aumentan las presiones para que el anglicanismo deje de ser la religión oficial en Inglaterra y Gales

Comentarios del Observatorio

Toda persona, incluido un rey, tiene derecho a profesar las convicciones que estime oportunas, pero no por ello su religión debe ser la oficial del Estado, y en el caso de Reino Unido aún menos sentido tiene que la jefatura del Estado asuma la jefatura de una Iglesia.

Reino Unido no llega a ser una teocracia al estilo iraní, por ejemplo, pero formalmente lo es. Anacronismo sólo comparable con la propia forma de gobierno monárquica, que también parece estar en cuestión en estos momentos en ese país.

Prestaremos mucha atención a los avances de estos reclamos que esperamos puedan traducirse en la declaración de un Estado laico.

«Que el rey sea el jefe de la Iglesia de Inglaterra tenía sentido en 1650, pero no en 2022»

Una de las consecuencias de la encuesta oficial que revela que la mayoría de los ciudadanos de Inglaterra y Gales ya no se consideran cristiano, es que han cobrado fuerza aquellos que llevan pidiendo que la «Iglesia» anglicana deje de ser la oficial del estado y el Rey su cabeza. Los obispos católicos consideran que los datos son una oportunidad para entender la necesidad de evangelizar.

El arzobispo anglicano de York (*), Stephen Cottrell, indicó que la Iglesia sabe que se enfrenta a una lucha para detener el declive, diciendo que «nos lanza un reto, no sólo para confiar en que Dios construirá su reino en la Tierra, sino también para desempeñar nuestro papel en dar a conocer a Cristo».

Lynne Cullens, obispo de Barking, insistió en que la Iglesia no debe sentirse «derrotada». «Somos como la garrapata de Nike», dijo. «Tenemos que bajar antes de subir. Evolucionaremos hasta convertirnos en una iglesia más ajustada a las necesidades de culto de las comunidades tal y como son hoy.»

Pero los secularistas y otros quieren ahora que se ponga fin a la posición de la Iglesia de Inglaterra como iglesia establecida, que exige que el rey Carlos haga un juramento para preservar la Iglesia de Inglaterra, garantiza a los obispos y arzobispos de la Iglesia de Inglaterra 26 escaños en la Cámara de los Lores, y significa que se puede exigir a las escuelas estatales que celebren el culto cristiano.

Vernon Bogdanor, profesor de gobierno en el King’s College de Londres, dijo que los resultados hacen que el argumento de mantener a los líderes de la Iglesia de Inglaterra en la Cámara de los Lores sea «más difícil de justificar» y «plantea la cuestión del desestablecimiento de la Iglesia de Inglaterra».

«Algunos argumentarán que no debería haber una iglesia establecida que represente sólo a una minoría de la población», dijo. «Otros responderán que los arzobispos y obispos tratan de representar a todas las confesiones, aportando una perspectiva diferente a los Lores y que el sistema funciona».

El director ejecutivo de la National Secular Society, Stephen Evans, dijo que el statu quo actual es «absurdo e insostenible», mientras que la profesora Linda Woodhead, directora del departamento de teología y estudios religiosos del King’s College de Londres, dijo: «El hecho de que el cristianismo haya dejado de ser la religión mayoritaria significa que la política está desfasada de la sociedad».

El Dr. Scot Peterson, estudioso de la relación ente la religión y el Estado en el Corpus Christi College de Oxford, dijo: «Ha sido difícil defender la existencia de una Iglesia establecida desde principios del siglo XX, pero ahora se está convirtiendo en un producto de la imaginación. Que el rey sea el jefe de la Iglesia de Inglaterra tenía sentido en 1650, pero no en 2022».

Reacción de obispos católicos

La publicación de la encuesta ha encontrado también eco entre los obispos católicos. El obispo de Portsmouth, Philip Egan, dijo que «los datos no son sorprendentes dadas las fuertes fuerzas secularizadoras que actúan en Gran Bretaña».

«Como católicos siempre tenemos una misión ‘Ad intra’ y ‘Ad extra’: es decir, evangelizarnos a nosotros mismos y profundizar en nuestra relación con Dios, así como llegar a los que nos rodean para ofrecerles el Evangelio», dijo en un mensaje de texto enviado el 29 de noviembre a Catholic News Service.

«El 37% de la sociedad se declara ‘nones’», continuó. «Esto debería impulsarnos a acercarnos a ellos, a servirles y acompañarles, a ayudarles a rezar y a ayudarles a encontrar a Jesucristo. Una cifra como ésta no es sólo un reto: es una gran oportunidad».

El obispo de Shrewsbury, Mark Davies, dijo: «Un censo que indica que poco más del 46% de la población se declara cristiano, mientras que más del 37% dice no tener ninguna religión, supone un reto no sólo para los cristianos en la tarea de la nueva evangelización, sino un profundo desafío para la sociedad británica, fundada y construida sobre valores cristianos. Asistimos a un alejamiento de nuestras raíces cristianas, más, al parecer, por defecto que por convicción. La gente no puede vivir mucho tiempo en el vacío, y si no se redescubre el cristianismo como nuestra luz de guía, la sociedad será cada vez más vulnerable a ideologías pasajeras y a menudo peligrosas».

(*) Las ordenaciones de la comunión eclesial anglicana no son válidas

Total
2
Shares
Artículos relacionados
Firma de la renovación del convenio de la diócesis con la Diputación de Salamanca que aporta 300.000 euros para el mantenimiento de los templos
Leer más

Restauración de bienes religiosos con fondos públicos

En esta ocasión, tenemos un caso de interés donde la restauración de bienes religiosos no se hace para…
Total
2
Share