Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

Recomendado: Dos oligarcas rusos riegan con sus fortunas el movimiento antifeminista en Europa

Un informe del Foro Europeo sobre Derechos Sexuales y Reproductivos atribuye a entidades de los oligarcas Vladimir Yakunin y Konstantin Malofeev el gasto de más de 170 millones en activismo “antigénero”. Malofeev figura como vinculado a un patrono de Citizen Go, fundación con múltiples lazos con Vox.

Las fortunas de dos oligarcas rusos, Vladimir Yakunin y Konstantin Malofeev, ceban la lucha contra el feminismo, la diversidad de género y la aceptación de las formas de familia distintas a la “tradicional” en Europa. Así lo señala el informe La punta del iceberg, realizado por el Foro Parlamentario Europeo sobre Derechos Sexuales y Reproductivos, que atribuye a estos dos millonarios el empleo de más de 170 millones de euros en esta causa.

Estados Unidos, Europa y Rusia

El informe La punta del iceberg cifra en 707,2 millones de dólares (más de 650 millones de euros) los fondos empleados entre 2009 y 2018 por la malla de campañas y organizaciones antifeministas, antiabortistas y contrarias a los derechos de las personas Lgtbi que actúan en Europa.

De este dinero, en torno a 75 millones de euros salen de Estados Unidos (11,5%), más de 400 millones de Europa, excluyendo a Rusia (61,9%), y entre 170 y 175 de Rusia, que son atribuidos a cuatro entidades de los dos citados oligarcas rusos (26,6%), según detalla el informe del EPF.

Aunque el informe barre el periodo 2009-2018, en el caso de Rusia especifica que el dinero sólo aparece a partir de 2013. De modo que los 188,2 millones de dólares habría que dividirlos sólo entre seis años, lo que da un resultado de 31,36 millones de dólares al año, unos 28,8 millones de euros.

El informe circunscribe la selección de organizaciones a aquellas que han participado en actividades o campañas “antigénero” significativas en Europa como patrocinadoras o financiadoras [ver aquí la metodología en la página 9].

Gasto en activismo “antigénero” según el origen de los fondos. Tabla incluida en el informe ‘La punta del iceberg’.
Evolución del dinero ruso dedicado a activismo “antigénero”. Gráfico incluido en el informe ‘La punta del iceberg’.

La financiación con dinero ruso de organizaciones cristianas radicales obedece a una lógica política, tanto interna como externa. Así lo indica el análisis de vínculos, actividades y financiación realizado por el EPF y escrito por su secretario, Neil Datta, que concluye que “la financiación antigénero encaja con los intereses y objetivos geopolíticos rusos”. “Los discursos antigénero desempeñan un importante papel en la formulación de políticas internas y en la legitimación política de Rusia, así como en su posicionamiento geopolítico internacional”, añade.

La “fábrica de influencia” de Vladimir Yakunin

El informe afirma que “gran parte de la financiación rusa” es “opaca”, pero sí detecta el empleo de fondos de entidades vinculadas a dos “oligarcas” rusos, que cifra en los citados 188,2 millones de dólares. El informe no detalla el fin último de todo este dinero, ni las organizaciones en las que acba, pero sí lo atribuye a actividades “antigénero”.

Los dos oligarcas son Vladimir Yakunin y Konstantin Malofeev, que utilizan tres entidades y una entidad, respectivamente, según el informe.

Entidadades de Vladimir Yakunin y Konstantin Malofeev. Tabla incluida en el informe ‘La punta del iceberg’.

El EPF atribuye a Yakunin una fortuna de entre 600 y 1.000 millones de dólares, supuestamente armada gracias a su paso por la jefatura de la empresa estatal rusa de ferrocarriles. Presentado como estandarte de la “versión respetable” y el “poder blando” en defensa de los intereses del Kremlin, Yakunin es uno de los sancionados por la anexión de Crimea por parte de Rusia en 2014, según el EPF.

Su “fábrica de influencia” abarca estos terminales, siempre según el informe:

– Fondo de Dotación Istoki. Creado en 2013 en Moscú, tiene como objetivo “reforzar las bases espirituales de la sociedad rusa” y “la educación moral basada en la ortodoxia”. Recibe sus fondos del capital del propio Yakunin y de donaciones del sector privado ruso, que superaron los 15 millones de dólares en 2018. Es la entidad que más ha empleado en la causa: más de 90 millones de dólares, es decir, más de 83 millones de euros, según el EPF. Istoki sirve para financiar el programa Santidad de la Maternidad, dirigido por la esposa de Yakunin, Natalia Yakunina, así como dos fundaciones, Andrew the First-Called y Centre for National Glory, con las que persigue sus “objetivos religiosos y patrióticos”.

– Instituto de Investigación del Diálogo de Civilizaciones. Think tank creado en 2015 y con sede en Berlín, es organizador de un foro internacional anual en la isla griega de Rodas que se convierte en cita de referentes antifeministas.

Clasificación de entidades financiadoras según gasto. Tabla incluida en el informe ‘La punta del iceberg’.

El “oligarca ortodoxo” Konstantin Malofeev

En cuanto a Malofeev, el conocido como “oligarca ortodoxo” es fundador de la empresa de inversiones Marshall Capital, con un patrimonio estimado en 225 millones de dólares (más de 205 millones de euros), señala el informe, que le atribuye la condición de “poder duro” en el apoyo al Kremlin. El Departamento de Estado de los Estados Unidos, en un informe de agosto de 2021, considera a Malofeev como un “apoderado de las prioridades del Kremlin en Europa” y lo señala como financiador del separatismo en Crimea y el este de Ucrania. El Gobierno estadounidense recalca que también ha sido sancionado “por financiar fuerzas respaldadas por Rusia en Ucrania”.

Neil Datta, del EPF, sitúa a Malofeev como convocante de una “reunión secreta” en Viena en 2014 para conmemorar el 200º aniversario de la conocida como “Santa Alianza” entre el zar de Rusia y los emperadores austríacos y prusianos para rehacer Europa tras la derrota de Napoleón en 1815. Según el informe del EPF, un orador estrella de la cita fue el filósofo ultranacionalista Alexandr Dugin, considerado un inspirador de Putin. Citando a Mediapartsocio editorial de infoLibre, la investigación del EPF atribuye a Malofeev un papel relevante en el “desbloqueo del préstamo ruso” de 11 millones de euros recibido supuestamente en 2014 por el Frente Nacional, el partido de Marine Le Pen, hoy rebautizado como Agrupación Nacional.

Dentro de la causa ultraconservadora, antifeminista y anti-Lgtbi, el informe del EPF vincula a Malofeev con estas entidades:

– Fundación Benéfica San Basilio el Grande. Creada por Malofeev en Moscú en 2007, presiona para restringir el aborto y obligar a las mujeres a escuchar el latido de su feto antes de interrumpir su embarazo, señala Datta. Se trata, según el Gobierno de Estados Unidos, de “una de las fundaciones privadas más grandes de Rusia”. El EPF le atribuye un gasto de más de 77 millones de dólares, que equivalen a más de 70 millones de euros.

– Katehon. Es un think tank creado en 2016 y presidido por Malofeev que difunde artículos de autores de “extrema derecha” y es “considerado uno de los instrumentos de la injerencia rusa en Occidente”, señala Datta. Según Estados Unidos, se trata de una entidad “subsidiaria” de Tsargrad, compañía fundada por Malofeeev y “afiliada a la televisión pro-Kremlin Tsargrad”, un portal de noticias ortodoxo inspirado en Fox News.

Malofeev delega su proyección internacional en Alexey Komov, según el informe La punta del iceberg. ¿Quién es Komov? Según Datta, ha actuado como “representante de exteriores de la Iglesia ortodoxa rusa” y como miembro destacado de la Fundación San Basilio el Grande. Komov figura como integrante del patronato de Citizen Go, la fundación internacional con base en Madrid que preside Ignacio Arsuaga, a su vez presidente de Hazte Oír.

Komov, que se ha mostrado como un entusiasta de Putin, aparece así como el hombre que conoce tanto al oligarca Malofeev como a Arsuaga, líder del conglomerado de derecha católica radical vinculado con Vox desde el origen del partido en 2013.

infoLibre trató de recabar la valoración de Yakunin y Malofeev sobre la información aportada por el informe del EPF y recogida en este artículo, sin éxito. Ni Hazte Oír como organización ni Komov como patrono de la misma respondieron.

Estado e Iglesia

El informe La punta del iceberg también señala al propio Estado ruso como promotor de una “diplomacia blanda” en el exterior para condicionar el debate sobre los derechos de la mujer, por ejemplo a través del Fondo Alexander Gorchakov, la agencia federal Rossotrudnichestvo y la Fundación Russkiy Mir. “Varios financiadores antigénero ocupan importantes funciones en los consejos de administración del Fondo Gorchakov (Vladimir Yakunin) y de Russkyi Mir (Vladimir Yakunin)”, anota Data en su informe de agosto del año pasado, que también cita la tarea que desempeña el Foro de Mujeres de Eurasia.

El análisis realizado por el EPF destaca el papel de propia Iglesia ortodoxa a través de una entidad bajo sus auspicios, la Comisión Patriarcal para la Familia, la Protección de la Maternidad y la Infancia, centrada en “promover una agenda de valores tradicionales”. Entre sus miembros, según el EPF, está Malofeev, Komov y Natalia Yakunina, la esposa de Vladimir Yakunin.

Total
22
Shares
Artículos relacionados
Total
22
Share