PSE, EH Bildu y Podemos respaldan en el Parlamento Vasco sacar la asignatura de Religión de la escuela pública

En Euskadi solo el 18 % es el porcentaje de alumnos de centros públicos que elige Religión Católica

El debate sobre la presencia de la Religión en la escuela pública volvió ayer al Parlamento vasco de la mano del sindicato LAB, que reclamó sacar de las aulas la asignatura de confesión católica. Los partidos EH Bildu, Podemos y PSE apoyaron esta petición, que rechazó el PP. El PNV no entró en el debate al considerar que es una iniciativa política, que exige cambios legales, y excede a las reclamaciones laborales de la central abertzale.

Los representantes de la central criticaron que se utilice dinero público para «adoctrinar» a los niños. «No es aceptable. Produce segregación, divide a los alumnos y los clasifica», declaró Aitor Nuñez, portavoz de LAB. «Abordar la religión o la ética en las aulas pierde todo su valor educativo cuando se convierte en una asignatura evaluable», argumentó. A su juicio, la materia confesional «no tiene lugar en la escuela del futuro».

LAB avanzó la creación de una plataforma ciudadana a favor de la educación laica para impulsar «que las familias no opten» por esta materia y abrir un debate que genere «una presión social» a favor de sacar la Religión Católica de los colegios. El sindicato abertzale dio un paso más y pidió también que «no se subvencione con dinero público» a los centros de enseñanza que la impartan.

EH Bildu apoyó la reclamación que «se enmarca» en la línea de «dejar fuera del ámbito público a la religión». La parlamentaria Rebeka Ubera rechazó que se dé Religión Católica y de «cualquier otro tipo de confesión», se evalúe y se tenga en cuenta para el expediente académico. Sí ve con buenos ojos acercar a los alumnos a la Historia de las Religiones. «Hay que convertir el sistema educativo vasco en aconfesional, y establecerlo así ya en la futura ley de la enseñanza vasca», valoró. La coalición soberanista apoya también que se retire esta materia en todos los colegios que reciben subvenciones públicas.

El PSE reiteró que la confesión católica no debe ser una asignatura con peso académico en la escuela pública, aunque el parlamentario José Antonio Pastor recordó que para conseguir ese objetivo habría que eliminar «el acuerdo con la Santa Sede» que está en vigor. Apostó también por que los alumnos conozcan «el hecho religioso». El representante de Elkarrekin Podemos, Iñigo Martínez, se mostró «totalmente de acuerdo» con la petición de LAB, reconoció la dificultad de acabar con el Concordato con la Iglesia y apoyó la puesta en marcha de una «plataforma ciudadana amplia» para retirar esta asignatura del currículum.

Privilegios de los docentes

Para el PNV, la reclamación que planteaba LAB son «reivindicaciones políticas» que van más allá de las propuestas laborales del sindicato, por lo que la parlamentaria Jone Berriozabal dijo que su formación no iba a entrar en el debate. Solo Juana Bengoechea, del PP, defendió que se mantenga el aprendizaje de las enseñanzas católicas ya que considera que «están enraizadas en nuestra cultura» y son «imprescindibles» para entender el arte, la historia…

Los responsables de LAB también reclamaron que se «acabe» con los «privilegios» de los docentes de Religión Católica en la escuela pública, cerca de 250. «Son elegidos por el Obispado sin tener que someterse a los mismos criterios y exigencias de méritos que el resto», denunció Nuñez. Censuró también que, en ocasiones, «cumplen jornadas lectivas de tan solo 10 horas a la semana» y en aulas con ratios por debajo de los mínimos para otras materias, incluso «con solo uno o con dos escolares».

Las cifras

18 % es el porcentaje de alumnos de centros públicos que elige Religión Católica. Son algo más de 17.000 de cerca de 100.000.
247 profesores de Religión hay en los centros de la red pública
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...