Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

Praga compensará a la Iglesia por los bienes incautados durante el comunismo

El Gobierno aprueba un proyecto de ley para devolver la mitad de las propiedades que incluye compensaciones económicas

República Checa, uno de los países más laicos de Europa, compensará a las 17 Iglesias presentes en el país, sobre todo la católica y la protestante, por las propiedades incautadas por el régimen comunista entre 1948 y 1989. El Gobierno aprobó hoy un proyecto de ley que contempla la devolución del 56% de todas las propiedades confiscadas, y que ahora están en manos del Estado, además de una compensación financiera.

Cuando el comunismo se alzó con el poder en la antigua Checoslovaquia, las autoridades decidieron de inmediato expropiar el patrimonio de la Iglesia y muchos sacerdotes fueron perseguidos. Solo se podían celebrar misas bajo la estricta supervisión y control del Estado.

Con la llegada de la democracia con la Revolución de Terciopelo, liderada por Václav Havel en 1989, fueron devueltos a sus dueños algunas iglesias y monasterios, pero los propietarios de aquel patrimonio empezaron entonces a reclamar que les devolvieran también otros edificios, granjas y bosques que también fueron confiscados por la dictadura. Pero han tenido que pasar otros 20 años para que esto sucediera.

El proyecto aprobado por el Gobierno establece la devolución del 56% de las propiedades aún confiscadas, valoradas en 75.000 millones de coronas (2.900 millones de euros), junto a una compensación financiera de 59.000 millones de coronas (2.300 millones de euros) que se pagarán a plazos durante 30 años.

La Iglesia católica, la mayor beneficiada, ha celebrado la medida, que cuenta con la oposición de los partidos de izquierda en el Parlamento, que consideran que no es el mejor momento por la amenaza de la crisis económica. De hecho, el actual Gobierno (centro-derecha) ha estado a punto de no aprobar el proyecto por la oposición de uno de los socios de la coalición que, finalmente, dio el visto bueno. Con el apoyo de este partido, la ley debería de ser aprobada por el Parlamento sin problemas.

El Gobierno ha asegurado que no habrá que recortar de otras partidas para llevar a cabo la iniciativa, dado que se pagará el dinero muy poco a poco. Según una encuesta elaborada en diciembre, el 69% de los checos se opone a la restitución y solo el 40% considera útiles a las iglesias.

No es de extrañar esta oposición. República Checa es conocida por ser uno de los países más laicos de Europa. Con 10,5 millones de habitantes, 3,6 millones de ciudadanos afirma no tener ninguna religión y otros cinco millones no responden en las encuestas a qué religión pertenecen. Cerca de un millón de checos se declaran católicos.

Archivos de imagen relacionados

  • Dominik Duka arzobispo Praga

Total
0
Shares
Artículos relacionados
Total
0
Share