Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

Paul Verhoeven defiende los desnudos y escenas sexuales de ‘Benedetta’: “¿De dónde sale este puritanismo?”

El cineasta holandés reacciona a las preguntas de la prensa en Cannes: “La gente suele desnudarse para el sexo”.

Que Benedetta iba a ser uno de los títulos más comentados de esta edición del Festival de Cannes estaba claro desde que Paul Verhoeven anunció su proyecto sobre la vida religiosa y amorosa de Benedetta Carlini. Como es habitual en la filmografía del cineasta holandés, la aproximación de Verhoeven sobre la figura de esta monja lesbiana del siglo XVII, interpretada por Virginie Efira, no se corta ni un pelo al filmar de manera explícita su relación con otra novicia, encarnada por Daphne Patakia.

Por eso puesto, eso incluye una gran cantidad de desnudos, escenas sexuales explícitas e incluso efigies de la Virgen María convertidas en dildos para dar placer a las protagonistas. Un menú de atrevimiento y controversia que se dejó sentir en la rueda de prensa posterior a la proyección de Benedetta en Cannes, donde compite por la Palma de Oro.

La prensa internacional presente en la Croisette que acudió a la rueda de prensa de Benedetta disparó sus preguntas contra Verhoven y sus actrices haciendo hincapié en aspectos sobre la desnudez, el cuerpo femenino y la mirada masculina e incluso el contenido blasfemo que pudiera tener el filme. El director de Instinto básico Showgirls fue respondiendo con contundencia cada dardo que le lanzaban los periodistas; lo cierto es que el holandés lleva lidiando con reacciones de este estilo durante más de cuatro décadas de carrera.

“No entiendo cómo se puede blasfemar al contar algo que sucedió”, replicó el cineasta, dejando claro que el libro de Judith C. Brown que ha servido como base para Benedetta es un relato histórico y no una novela de ficción. “No se puede cambiar la historia, ni las cosas que han pasado. Así que creo que es estúpido hablar de blasfemia en este caso”.

Ante la pregunta sobre la “histeria en el mundo del cine por la desnudez”, dada la cantidad de desnudos que hay en Benedetta, Verhoeven se mostró contundente. “La gente suele desnudarse para el sexo”, respondió. “Me sorprende el hecho de que haya gente que no quiera ver la realidad de la vida. ¿De dónde sale este puritanismo? En mi opinión está fatal”.

“No hay muchos directores que sepan cómo filmar la sexualidad, pero desde luego es un tema que Paul Verhoeven lleva años tratando de una manera fantástica “, había contestando Virginie Efira a la misma pregunta poco antes. “La desnudez no tiene interés cuando no se representa de manera hermosa, pero eso no es lo que hace Paul. Cuando nos quitábamos la ropa todo era muy alegre.

En los últimos días el cineasta ha negado el relato de Sharon Stone sobre la filmación de su famosa escena de cruce de piernas en Instinto básico. Ante la pregunta de si Verhoeven consideraría trabajar en sus rodajes con coordinadores de intimidad, como se ha popularizado últimamente en Hollywood, el director afirmó que las propias actrices “fueron sus propias coordinadoras de intimidad”. “Creo que puede ser una figura necesaria, pero por el momento creo que no en Francia”, zanjó la cuestión. 

Total
1
Shares
Artículos relacionados
Total
1
Share