Libertad de religión o pensamiento: a pesar de una declaración equilibrada, las intenciones del PPE siguen siendo claras

Manfred Weber, diputado de la Eurocámara por Baviera con la Unión Social Cristiana de Baviera (que forma  parte del Partido Popular Europeo) sosteniendo un póster sobre una petición instando solo a la protección de las minorías religiosas. De izquierda a derecha: Andrzej Grzyb – ponente del PE | la eurodiputada anti-elección ultra conservadora Anna ZÁBORSKÁ | representante de la plataforma CitizenGo, un sitio web de peticiones contra los derechos humanos y contra la elección | Manfred Weber, Presidente del PPE y Spitzenkandidat | Jan Figel, enviado especial de la UE para FoRB | Representante de la igualdad anti-género, derechos sexuales y reproductivos, organización anti-LGBTI Alliance Defending Freedom | Representante de CitizenGo 

La Federación Humanista Europea toma nota de la adopción por parte del Parlamento Europeo de su informe sobre las directrices de la UE y el mandato del enviado especial de la UE sobre la promoción de la libertad de religión o de pensamiento fuera de la UE. Mientras tanto, duda de que resulte en una acción efectiva de la UE para proteger a todos las personas perseguidas por sus pensamiento en el mundo entero.

Lo que comenzó como un texto en contra de la persecución de los cristianos se convirtió después de largas y duras negociaciones en un informe más equilibrado que incluía el reconocimiento de la libertad de no creer o abandonar la religión, la obligación del enviado especial de hablar por las personas ateas y apóstatas perseguidas y un llamamiento para una evaluación transparente y completa de la efectividad y el valor añadido de esta posición. También se compromete a involucrar a organizaciones no confesionales en iniciativas de la UE relacionadas con la libertad de religión o de pensamiento.

A pesar de estas mejoras, la EHF advierte sobre el hecho de que la intención política inicial de este texto todavía está en el programa de los redactores, es decir, como se expresó durante las negociaciones, limitar la acción de la UE a la protección de las minorías cristianas solamente y afirmar la naturaleza cristiana de Europa. Algunos eurodiputados incluso cuestionaron la utilidad de discutir estos temas con los no creyentes, «aquellas personas que no creen en nada».

Antes de la votación en el pleno del PE, el propio ponente dijo y tuiteó que «el 75% de la violencia y la opresión por motivos religiosos se llevan a cabo contra los cristianos». Después de la adopción del texto, celebró una conferencia de prensa junto con el enviado especial, Ján Figel, y un panel de defensores ampliamente conocidos de valores cristianos muy conservadores como ADF y la Plataforma CitizenGo, en una campaña contra los derechos LGBT, el aborto y la anticoncepción y centrándose solo en la persecución de los cristianos.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...