La violencia entre hindúes y musulmanes causa una veintena de muertos en Delhi

Grupos de hombres armados siembran el caos en barrios de mayoría musulmana, ante las protestas por la polémica ley de ciudadanía del Gobierno de Modi

Al menos 20 personas han muerto y otras 189 han resultado heridas desde el estallido el domingo pasado de violencia intercomunitaria en Nueva Delhi, ha señalado este miércoles un responsable del principal hospital de la zona afectada por los enfrentamientos, en el noreste de la capital india.

Grupos de hombres armados por piedras, cuchillos y hasta armas de fuego siembran desde el domingo el caos en las zonas periféricas a la mayoría musulmana en el noreste de la capital india, a una decena de kilómetros del centro de la ciudad. «Hay 189 personas hospitalizadas, una sesentena con heridas de bala», explica Sunil Kumar, responsable del hospital GTB.

Los choques son protagonizados por partidarios y opositores de una controvertida ley de ciudadanía, que sus detractores consideraron discriminatoria contra los musulmanes. En ese escenario, los enfrentamientos han degenerado en choques comunitarios entre hindúes y musulmanes.

En numerosos incidentes reportados por la prensa india, grupos armados hindúes atacaron lugares y personas identificadas como musulmanes. Los videos muestran grupos de manifestantes gritando «Jai Shri Ram» [Larga vida al dios Ram].

En la noche del martes, después de un día de mucha tensión, la policía local informó sobre episodios de violencia. «Hemos recibido muchas llamadas de pánico, pero no hemos recibido ninguna información sobre la violencia, excepto en un vecindario en particular», dice Alok Kumar, un oficial de policía de Nueva Delhi.

Muchos trabajadores migrantes abandonaron sus hogares para regresar a la seguridad de sus pueblos de origen. «No hay trabajo (…) Es mejor irse que quedarse aquí. ¿Por qué querríamos morir aquí?», lamenta un sastre en camino a su aldea en el vecino estado de Uttar Pradesh.

El estallido de violencia coincidió con la visita de Estado a la India del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que terminó el martes con otra ronda de conversaciones con el primer ministro, Narendra Modi, en Nueva Delhi.

El líder nacionalista hindú se ha enfrentado desde diciembre con un vasto movimiento de protesta contra la nueva legislación que facilita la concesión de la ciudadanía india a los refugiados, siempre que no sean musulmanes.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...