La vicepresidenta Carmen Calvo se reúne con representantes de la Federación de Entidades Religiosas Evangélicas de España, de la Federación de Comunidades Judías y de la Comisión Islámica de España

Mañana lo hará con representantes de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, de los Testigos de Jehová y de la Unión Budista de España-Federación de Entidades Budistas de España (UBE-FEBE)

La vicepresidenta primera del Gobierno, ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Carmen Calvo, se ha reunido, en La Moncloa, con representantes de la Federación de Entidades Religiosas Evangélicas de España (FEREDE), de la Federación de Comunidades Judías y de la Comisión Islámica de España (CIE).

La vicepresidenta ha inciado, de este modo, una ronda de contactos con los representantes de las principales confesiones religiosas con notorio arraigo en nuestro país, que continuará el jueves 23 de julio con La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, con los Testigos Cristianos de Jehová, y la Unión Budista de España-Federación de Entidades Budistas de España.

Carmen Calvo mantiene estas reuniones de trabajo tras asumir las políticas destinadas al ejercicio del derecho a la libertad religiosa y la relación con todas las confesiones presentes en la sociedad española. La ronda de contactos se inició el pasado mes de junio con el presidente de la Conferencia Episcopal Española, monseñor Juan José Omella.

Federación de Entidades Religiosas Evangélicas de España (FEREDE)

El primero de los encuentros se ha producido con los representantes de la Federación de Entidades Religiosas Evangélicas de España (FEREDE), con su presidente, Manuel Rodríguez y el secretario ejecutivo, Mariano Blázquez.

Durante la reunión se ha acordado retomar la agenda de trabajo de los temas pendientes, algunos de cuales necesitan la colaboración con otros ministerios competentes, y que se van a impulsar desde la Vicepresidencia primera del Gobierno. Entre esas cuestiones está la situación de los pastores evangélicos jubilados que no pudieron cotizar antes de 1999; la posibilidad de reconocimiento de los títulos de Máster de formación de los profesores de religión evangélica o la mejora de los sistemas de asistencia religiosa en los centros públicos.

Otro de los temas que la vicepresidenta ha tratado con los representantes de la Federación de Entidades Religiosas Evangélicas de España, es la apertura de lugares de culto, donde está en marcha una acción coordinada con la Fundación Pluralismo y Convivencia y la FEMP, con el fin de analizar la posibilidad de implementar disposiciones comunes para los ayuntamientos en la apertura de los mismos.

Carmen Calvo también ha analizado con el presidente y el secretario ejecutivo de FEREDE la modificación de la regulación del Registro de Entidades Religiosas, para adaptarlo a su nueva dependencia orgánica del Ministerio.

Por último, la número dos del Ejecutivo ha puesto de manifiesto la necesidad de ahondar en la neutralidad de los poderes públicos, cuyo ejemplo se hizo visible en el reciente acto de Estado en homenaje a las víctimas de la COVID19 , en el que estuvo representada FEREDE.

La Federación de Entidades Religiosas Evangélicas de España (FEREDE), es la entidad que aglutina a las iglesias protestantes, y que firmó el Acuerdo con el Estado que se convirtió en la Ley 24/1992, de 10 de noviembre.

Según los datos del Observatorio del Pluralismo Religioso en España, FEREDE tiene en España 4.362 lugares de culto y la Federación estima que tienen en torno a un millón y medio de fieles.

Federación de Comunidades Judías de España (FCJE)

La segunda de las reuniones ha sido con la Federación de Comunidades Judías de España (FCJE), y su presidente Isaac Benzaquén.

Una de las mayores preocupaciones de la comunidad judía es el crecimiento del antisemitismo en el mundo y en particular, en Europa, donde ha tenido consecuencias muy graves, y aunque la situación en España está lejos de tener esa gravedad, no escapa al fenómeno del antisemitismo.

A este respecto, Carmen Calvo ha señalado durante la reunión que España condena sin paliativos el antisemitismo y cuenta con un marco normativo pionero en la lucha contra el mismo y la discriminación por este motivo. Dicho marco configura todo un sistema que responde a las recomendaciones contenidas en la «Declaración del Consejo de la Unión Europea sobre la lucha contra el antisemitismo y el desarrollo de un enfoque común de la seguridad para proteger mejor a las comunidades y las instituciones judías en Europa», adoptada en la reunión de 6 de diciembre de 2018.

En este sentido y siguiendo la recomendación contenida en dicha Declaración, el Estado español refrenda la definición operativa de «antisemitismo», no vinculante jurídicamente, que adoptó la Alianza Internacional para la Memoria del Holocausto (IHRA) en Bucarest el 26 de mayo de 2016, como una herramienta útil de orientación en la educación y la formación.

La FCJE ha expresado su satisfacción por el alcance que está teniendo la concesión de la nacionalidad de los sefardíes y la disposición que los distintos Gobiernos han tenido para apoyar esta normativa, de lo que da muestra la reciente prórroga habilitada por el ministerio de Justicia para la tramitación de estos expedientes a fin de paliar las dificultades que la COVID19 ha provocado en todo el mundo.

Durante la reunión se han abordado otros temas como el hecho de que las oposiciones sean compatibles con el ejercicio de la libertad religiosa y el cumplimiento del descanso sabático, o la recuperación y el conocimiento de la historia y el patrimonio sefardí como legado para España. Estas cuestiones estarán en la agenda del trabajo futuro con la FCJE.

Según los datos del Observatorio del Pluralismo Religioso en España, la FCJE tiene 39 lugares de culto en nuestro país. La Federación estima que el número de judíos en España está en torno a los 45.000.

Comisión Islámica de España (CIE)

La vicepresidenta ha cerrado la ronda de contactos previstas para el día de hoy con los representantes de la Comisión Islámica de España (CIE), encabezados por su presidente Ayman Adlbi, recientemente elegido tras el fallecimiento de Ray Tatary. Al encuentro también ha asistido el secretario de la CIE, Mohamed Ajana.

Durante el encuentro, la vicepresidenta primera ha reafirmado el compromiso del Gobierno para continuar el trabajo pendiente, impulsando la colaboración con otros ministerios o administraciones competentes en la materia. En este sentido, se ha referido a temas como la enseñanza del islam en la educación secundaria en Ceuta y Melilla, la formación de imames, la apertura de lugares de culto, o la necesidad de mejorar los espacios para enterramientos. Esta última cuestión ésta vinculada al derecho a recibir sepultura digna, sin discriminación por motivos religiosos, que ha sido objeto del último informe de la Comisión Asesora de Libertad Religiosa y, a partir del cual, está en marcha una acción conjunta del Ministerio con la Fundación Pluralismo y Convivencia y la FEMP para elaborar un protocolo útil a las administraciones encargadas de su gestión.

La vicepresidenta Carmen Calvo ha podido constatar también que el Gobierno y la Comisión Islámica mantienen su esfuerzo conjunto, en aras de avanzar en el ejercicio de la libertad religiosa que es la garantía para la convivencia en una sociedad abierta, plural, diversa y tolerante como es la sociedad española.

La Comisión islámica de España (CIE), es la entidad con la que se firmó el acuerdo de cooperación con el Estado que fue aprobado por Ley 26/1992, de 10 de noviembre.

En el Registro de Entidades Religiosas hay 1.815 comunidades musulmanas inscritas y según datos de la propia CIE el número de musulmanes en España es de 1.946.000.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...