Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

La televisión pública irlandesa se disculpa por tratar a Dios de violador en una sátira sobre Weinstein, pero se niega a destruirla

Un millar de irlandeses contactan con la televisión para quejarse; el arzobispo católico Eamon Martin condena el espacio televisivo mientras la organización Irlanda Atea lo defiende.

¿El último famoso implicado en el escándalo sexual que ha llevado a la cárcel a Harvey Weinstein es…? Lo dejaremos aquí. La RTÉ (Radiotelevisión Irlandesa) se ha disculpado en un comunicado por tratar a Dios de violador y acosador sexual en una sátira de tres minutos que ha provocado una polémica de mil demonios. Dios, en cuestión, aparece representado como un hombre mayor de pelo y barbas blancas vestido con una túnica de color blanco que es detenido por un policía de la Gardai (Policía irlandesa) para ser encarcelado.

El espacio satírico, en formato de informativo, no ha hecho ninguna gracia a la Iglesia Católica de Irlanda, más bien la ha indignado de tal manera que el arzobispo Eamon Martin se ha lanzado a condenarla por twitter y por todos los medios a su alcance. “Estoy consternado porque no se han dado cuenta de lo profundamente ofensiva que es la burla informativa que acusa a Dios de violación e informa de su encarcelamiento; este escandaloso fragmento debe ser retirado y denunciado por todas las personas de buena voluntad”. Unas 1.100 personas (la República de Irlanda tiene 4,9 millones de población) han contactado la RTÉ para registrar su queja.

La sátira tuvo una duración de tres minutos y fue emitida en Nochevieja aunque no pasó desapercibida por brevedad; el rastro que ha dejado en Irlanda se ha prolongado durante días. La radiotelevisión ha hecho público un comunicado en el que se disculpa “a quienes se sintieron ofendidos”, sin embargo, mantiene que no destruirá el espacio ni lo retirará de su carta o menú (visionados posteriores a la emisión). “Lo que ofende puede ser diferente de una persona a otra”, reconoce el comunicado de RTÉ que añade que responderá a las quejas recibidas de acuerdo al reglamento de la corporación radiotelevisiva (estatal). En el informativo-esperpento se dice que Dios acosó y forzó a “emigrantes del Oriente Próximo a las que impregnó contra la voluntad de ellas”.

El obispo de Dublín y una buena parte de la jerarquía católica y romana se han puesto de parte del arzobispo tuitero a través de todo tipo de medios de comunicación condenando la chanza sobre el último famoso implicado en el escándalo sexual iniciado por Harvey Weinstein en Hollywood. Mientras los obispos católicos besan sus crucifijos para salvar la RTÉ, Atheist Ireland (Irlanda Atea) defiende el derecho a la sátira y recuerda que la blasfemia fue excluida como delito de la Constitución irlandesa en el referéndum de 2018 (la Constitución irlandesa solo puede cambiarse por referéndum). “En Irlanda hay 126 religiones, si la RTÉ tuviese que pedir disculpas a cada persona que se ofende por sus creencias religiosas, basadas en ideas religiosas o convicciones filosóficas, no haría otra cosa”, apunta uno de los comunicados de la organización atea.

Esta no es la primera vez que la Iglesia católica se queja a la RTÉ por hacer chistes del catolicismo, la religión que hasta hace unas décadas marcaba el ritmo de la vida en la República de Irlanda en la que el divorcio, el aborto o el matrimonio gay han llegado de los últimos a Europa, pero se han instalado para quedarse definitivamente. Irlanda ha tenido un primer ministro abiertamente gay, Leo Varadkar, que como líder todavía goza de gran popularidad entre los irlandeses aunque no lo haga entre obispos y arzobispos.

El comunicado de Irlanda Atea con motivo del Dios violador recalca que la blasfemia no es pecado en Irlanda. El último juicio por este delito que tuvo lugar en la isla se produjo en 1855 a un cura por quemar una copia de la Biblia. En una apelación el párroco fue declarado inocente. Pero no es necesario ir tan lejos para encontrar una posible blasfemia. En 2015 (antes de que fuese retirado la falta mayor de la constitución) el humorista británico y abiertamente gay Stephen Fry habló de Dios en la televisión irlandesa como de alguien “caprichoso”, “maniático” y “corto de entendederas”. Estos calificativos generaron también algunas quejas de los oyentes que llevaron a la Policía a abrir una investigación, cerrada al poco tiempo por la insuficiencia de quejas y ofensas, y la prevalencia de la libertad de expresión sobre la sátira y el esperpento.

En el reciente programa cómico, además de Dios y Harvey Weinstein, se ridiculizó a los británicos por el brexit y al partido Fianna Fail (la mayor formación desde la independencia hasta los años 90) por su defensa de los valores tradicionales y conservadores de una Irlanda que casi no existe o está en decadencia en las últimas dos o tres décadas.

Total
195
Shares
Artículos relacionados
Total
195
Share