La policía pide menos Catecismo y más Constitución en su formación

El PSOE lleva ante el Congreso el contrato entre la Escuela Nacional de Policía y la Universidad Católica de Ávila

El Sindicato Unificado de Policía (SUP) ha rechazado el contrato firmado entre el ministerio del Interior y la Universidad Católica de Ávila, para que se encargue de la formación en la Escuela Nacional de Policía, en detrimento de la Universidad pública de Salamanca, la cual había ostentado durante 28 años este contrato, como ya recogió ELPLURAL.COM el mes pasado.En una dura nota de prensa, el SUP asegura que el departamento que dirige Jorge Fernández Díaz “sustituye la Constitución por el Catecismo, en la formación de los policías”, y considera que esto es algo que no se puede permitir “en un estado laico y aconfesional”.

Los tejemanejes del PP

El sindicato mayoritario de policías señala también que en el Patronato de la Fundación Teresa de Ávila, responsable de la gestión y administración de la universidad privada, se encuentra los exministros del Partido Popular Ángel Acebes y José María Michavila, y el presidente del diario La Razón, Mauricio Casals, “lo que facilita una vez más la arbitrariedad y el amiguismo a los que nos tiene acostumbrados el Ministerio de Interior, cuando se trata de gestionar los fondos y recursos del Cuerpo Nacional de Policía”.

El cambio de contrato pasando de la universidad pública a la privada en la formación de los nuevos policías ya ha llegado al Congreso. El Partido Socialista ha presentado una petición a la Mesa para que comparezca el ministro Fernández Díaz y explique este cambio de criterio, además de exigir “la revocación de la concesión a la Universidad Católica de Ávila.

Desde el Ministerio del Interior, en declaraciones al diario Público, se han limitado a decir que la decisión se ha tomado desde la mesa de contratación de la Dirección General de Policía y que “la UCAV presentó la oferta más barata”.

Rechazo unánime desde Salamanca

El cambio en el contrato tampoco ha caído nada bien en la ciudad de Salamanca, donde todos los concejales del Ayuntamiento, los del PP incluidos, firmaron la semana pasada una declaración institucional en la que pedían al Ministerio del Interior rectificar la decisión y retomar la colaboración con la Universidad pública de Salamanca.Sin embargo, Fernández Díaz ha vuelto a rechazar cualquier responsabilidad desde Luxemburgo, donde asiste a una reunión de ministros de la Unión Europea. “Es una decisión exclusivamente técnica de acuerdo al baremo del concurso” y no implica una “enseñanza confesional”, ha defendido el ministro.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...