La Policía Nacional sacará a hombros al Cristo del Perdón el Jueves Santo en Badajoz

Policías nacionales en el patio de la Comisaría de Badajoz, durante el ensayo de su procesión. :: pakopí 

COMENTARIO DE EXTREMADURA LAICA: Esto es un despropósito, una anormalidad que debilita nuestra Democracia. Y ya es hora que nuestros gobernantes políticos actúen en defensa de la laicidad del Estado e impidan estos abusos nacionalcatólicos. Extremadura Laica defiende: – Ninguna autoridad, cargo público o funcionario participará, en calidad de tal, en ceremonias, ritos, celebraciones o actos de carácter religioso, ni aceptará distinciones en función de su cargo. – Se suprimirá cualquier presencia oficial de las Fuerzas Armadas, de Seguridad del Estado o Policía Autonómica o Municipal, así como de sus símbolos e himnos, en actos de carácter religioso.


La Policía Nacional va a sacar por primera vez a la calle al Cristo del Perdón la próxima Semana Santa. Cuarenta agentes mecerán la talla de este crucificado durante la procesión de la patrona del Jueves Santo.

Lo harán como homenaje a sus caídos, con el traje de representación y justo delante del paso de palio de la Soledad. La expectación ante la que será la gran novedad de la Pasión pacense es máxima.

Esta iniciativa comenzó a fraguarse hace un año, promovida por Juan María Cervera, comisario y jefe regional de operaciones del Cuerpo Nacional de Policía.

En este tiempo han logrado reunir todas las bendiciones, la de la Cofradía del Descendimiento de San Andrés, de la que es hermana mayor la Policía Nacional, de la Hermandad de la Soledad, que los ha acogido con los brazos abiertos; del propio arzobispo de Mérida-Badajoz, Celso Morga, que les dio luz verde para incorporarse a la Pasión pacense; y de la autoridad central de la Policía Nacional en Madrid, que también ha visto con buenos ojos la iniciativa de sus agentes en Badajoz.

«Estamos muy agradecidos tanto a la Hermandad como al Arzobispado porque para nosotros sacar al Cristo es un honor y a Badajoz creo que le hacía falta algo así. No queremos ofender a nadie ni tener protagonismo», explica Arturo Márquez, responsable del gabinete de prensa de la Jefatura Superior de Policía Nacional de Extremadura.

La singularidad de esta procesión será la manera de sacar la imagen, que se hará al estilo legionario, es decir sin paso sino directamente sujetando al crucificado sobre sus hombros o a pulso y a cara descubierta.

En Badajoz, todos las imágenes de la Pasión son portadas por costaleros, que van debajo de los faldones de los pasos. Salvo el Cristo de la Paz de San Roque y el Prendimiento de La Concepción que son portados por penitentes, que van con el hábito de nazareno sin capirote, pero también en estos casos van sobre sus respectivos tronos.

«No es un paso, vamos a llevarlo, a desfilar con él, a moverlo como los legionarios llevan en Málaga al Cristo de la Buena Muerte».

Para ello, desde hace un mes en el patio de la comisaría, frente a Castelar, cuadrillas formadas por ocho agentes desfilan, en su tiempo libre, con una cruz de madera que han hecho, lijado y barnizado ellos mismos y a los que le añaden sacos de arena para simular los 150 kilos que pesa el Cristo del Perdón. Son guiados por Miguel Ángel Dimas, que se está encargando de coordinar todos los ensayos.

«Tenemos ‘overbooking’ de peticiones para portar al Cristo, hombres y mujeres de la Comisaría de Extremadura y también alumnos de la escuela de Ávila». De ellos, serán 40 los que formen parte activa del cortejo del Jueves Santo, con los que la Policía Nacional da el salto de su papel de representación a tomar parte activa de la Semana Santa.

«Nuestra patrona es la Soledad, la hemos acompañado siempre a nivel de mandos pero se nos ocurrió participar más activamente y entonces descubrimos el crucificado, que es una preciosidad y propusimos sacarlo como homenaje a nuestros compañeros caídos en acto de servicio».

Van a cantar

La emoción de este cortejo estará garantizada. Especialmente, habrá tres momentos claves de la estación de penitencia en los que cantarán. Aunque el orden puede variar, ahora mismo la idea que tienen es cantar ‘La muerte no es el final‘, en la puerta de la ermita a la salida de la patrona y delante de la catedral, ya en carrera oficial.

Juan Ledesma, un policía nacional extremeño destinado en Valencia, es tenor y ya tiene permiso para estar en Badajoz el Jueves Santo. Vendrá con una canción que ha compuesto especialmente dedicada a la Virgen de la Esperanza y que estrenará durante la procesión. La cantará, previsiblemente a la recogida, cuando los agentes que porten al Cristo del Perdón lo levantarán para ponerlo de pie y custodiar así la entrada de la Soledad en su ermita.

El estreno de la Policía Nacional este año en la Semana Santa llega con muchas ganas de mantenerse en el tiempo y repleta de planes de futuro. «Nuestros compromiso, adquirido tanto con el arzobispo como con el centro directivo de la Policía Nacional, es que esta procesión tenga continuidad».

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...