La Policía de Israel detiene a rabino conservador por realizar bodas no ortodoxas

Agentes de la policía de Haifa detuvieron esta mañana al rabino Dov Haiyun, un importante líder del Movimiento Conservador de Israel, y lo llevaron a una interrogación en la estación de policía local por celebrar bodas fuera del Gran Rabinato.

Haiyun, quien dirige la sinagoga Masorti Moriah en Haifa, ha realizado bodas durante muchos años para parejas que desean casarse bajo los auspicios del Movimiento Conservador.

Pero una enmienda a la Ley de Matrimonio y Divorcio aprobada en 2013 establece que una persona que realiza una ceremonia de matrimonio sin registrarla en el Gran Rabinato puede ser condenada a dos años de prisión.

Haiyun escribió en su página Facebook que había sido detenido tras una denuncia del Tribunal Rabínico de Haifa en su contra por realizar bodas no ortodoxas. “¡Irán ya está aquí! exclamó, y llamó a las personas a compartir la publicación.

Haiyun fue llevado a una estación de policía y liberado luego de firmar un documento en el que se compromete a presentarse el lunes para ser interrogado.

El rabino dijo que los agentes de la policía tocaron a su puerta sin previo aviso a las 5:30 a.m.: “Desafortunadamente, los simpáticos jóvenes policías sirven como herramientas para los ayatolás en Israel”.

La policía especificó que Haiyun fue llamado a una interrogación el miércoles y cuando no se presentó, los investigadores llegaron a su casa.

“Si me arrestan, deben detener a todos los que realizan bodas no ortodoxas,”, dijo Haiyun, y agregó que realiza las bodas de acuerdo con la ley judía. “No hay engaño aquí y todos los que acuden a mí lo saben”.

Haiyun agregó que “no es agradable ser arrastrado de la cama e interrogado por realizar bodas según la ley judía. No soy un criminal ni un asesino”, dijo el rabino, cuya congregación conservadora es la más antigua de Israel.

Al parecer, Hayiun fue denunciado por haber unido en matrimonio a personas que no están en condiciones elegibles a casarse por la ley judía ortodoxa.

Yizhar Hess, director ejecutivo del Movimiento Conservador en Israel, calificó la acción policial como “un ultraje que muestra el poder de la Corte Rabínica”.

El Movimiento Reformista de Israel exigió que el fiscal general pusiera fin a la investigación vergonzosa. “La investigación es otra señal de la beligerancia hacia el judaísmo conservador y reformista que muestra el Rabinato de Israel, respaldado por elementos en el gobierno. En última instancia, este comportamiento agresivo llevará al monopolio ortodoxo al colapso”, dijo el portavoz del movimiento.

El rabino Uri Regev, abogado de Haiyun y director de Hidush, el movimiento por la libertad religiosa e igualdad, dijo que planeaba protestar enérgicamente ante el fiscal general y la policía por el hecho de que la aplicación de la ley se ha puesto a disposición del Rabinato en su lucha contra la libertad religiosa y la libertad de conciencia en Israel.

La Policía de Israel respondió que estaba haciendo cumplir la ley y que cualquier queja sobre el tema debería dirigirse a quienes deciden sobre la ley y no a quienes están obligados a hacerla cumplir.

Un importante rabino dijo que la ley de 2013 estaba destinada a lidiar sólo con ceremonias de bodas ortodoxas, y no con las conservadoras o reformistas, que de todas maneras no son reconocidas en Israel. Las parejas que se casan a través del movimiento reformista o conservador no se consideran casados, a menos que complementen esa boda simbólica con un matrimonio civil en el extranjero y posteriormente sean registrados por el Estado como casados.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...