Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.
Un niño en una escuela infantil de Madrid.

La odisea de encontrar plaza en una escuela infantil pública en Madrid

Más de 8.000 familias no han conseguido hacerse un hueco en las escasas guarderías de la capital. “Nos ofrecen parches y nos sentimos abandonados”, dicen algunos padres

“Parece que vivimos en el año de la marmota”, critican con hastío María Suárez y su marido Fernando Vadillo, vecinos de Tetuán. Han pasado 365 días desde que el Ayuntamiento rechazó la petición de plaza para su hijo Alberto, de 2 años, y parece que nada ha cambiado desde entonces. El Ayuntamiento de Madrid hizo pública la semana pasada las listas provisionales de los niños entre 0 y 3 años admitidos en las escuelas infantiles públicas para el curso 2022-2023, y más de 8.000 familias se han quedado sin plaza. Las matrículas deben estar cumplimentadas entre el 25 de junio y 8 de julio, y Suárez y Vadillo lamentan que el Consistorio no les ofrezca soluciones: “Nos sentimos abandonados, como tantos otros padres”. Según los datos oficiales, de las 12.555 solicitudes para optar a una de las 74 escuelas municipales, 4.312 la han conseguido, solo una de cada tres.

Foto: Un niño entra en su clase en el inicio del curso escolar. (EFE)

Este problema no es nuevo. En el 2020-2021, más de 7.000 familias que habían solicitado una plaza en escuelas infantiles públicas no consiguieron entrar, una cifra que ya suponía un incremento del 33% en el rechazo de solicitudes respecto al año anterior. Este año, 8.243 niños se quedarán sin una plaza pública, unos 1.000 pequeños más que el curso pasado. Susana Oliva, madre soltera de Lorenzo, de 1 año, no tiene recursos para enviar a su hijo a una escuela privada, y plantea la cuestión que afecta a las familias más vulnerables, en particular las monoparentales: “¿Si no nos dan plaza, podemos esperar alguna compensación económica?”. “No sólo hablamos de un problema administrativo, afecta a nuestros planes vitales”, resume Oliva.

Foto: Escuela infantil 'La Jara'. (EFE/Luca Piergiovanni)

En el área de Familias, Igualdad y Bienestar Social que dirige Pepe Aniorte (Ciudadanos) aseguran que son conscientes de la enorme demanda, pero recalcan que trabajan por remediarlo: “En este mandato hemos abierto 800 plazas en siete nuevos centros de la red de escuelas infantiles municipal, de las que tres se abren el próximo enero en los distritos de Villa de Vallecas, Vicálvaro y San Blas-Canillejas y que sumarán 439 plazas”, detalla una portavoz de Cs. Más Madrid no se conforma con esta explicación y lamenta que no haya prevista la apertura de ninguna escuela infantil pública hasta principios de 2023. “En los últimos 10 años el PP ha sido incapaz de construir una sola escuela infantil para dar respuesta a la demanda de las familias que quieren matricular a sus hijos e hijas en una escuela infantil pública”, critican desde el grupo que lidera Rita Maestre.

placeholder
Escuela infantil de Madrid. (EFE/Luca Piergiovanni)

Más Madrid achaca al Gobierno municipal que durante los últimos tres años, solo haya inaugurado cuatro escuelas, todas proyectadas en el mandato de Manuela Carmena. Y añaden: “La etapa de infantil es una etapa educativa fundamental que requiere de compromiso e inversión para garantizar una educación de calidad y que cuenta con plazas públicas suficientes para garantizar la libre elección de las familias”. Los socialistas también han denunciado esta situación, como evidenció la semana pasada su portavoz, Mar Espinar, dirigiéndose a Almeida: “Una vez más, alardea de su falta de gestión y su falta de modelo. Hace un discurso nacional, pero usted se debe a los madrileños”.

Hortaleza y Fuencarral

Las críticas de la oposición solo conciernen las plazas de la red municipal de la ciudad de Madrid, por lo que no están incluidas las de la Comunidad. Según datos oficiales del Consistorio, Hortaleza es el barrio con más rechazos, en concreto hay 3.046 familias que no han logrado plaza. Martín Suárez y Isabel Garrigós, de 26 y 27 años respectivamente, no han conseguido plaza para sus mellizos, que cumplen un año en agosto: “Ahora mismo los dos estamos en paro, y esto supone un agobio más en la rutina”, explica Suárez. Ambos son licenciados en bellas artes y explican que ser padres jóvenes en Madrid es “una odisea” en la que la administración no supone una ayuda, sino al revés: “Se habla mucho de fomentar la natalidad, pero solo nos ofrecen parches, y no un verdadero apoyo para vivir más tranquilos”, denuncia la pareja, que vive gracias al colchón familiar económico de sus padres.

placeholder
Una guardería privada en Madrid. (EFE/David Fernández)

Fuencarral es el segundo barrio más afectado, con 2.791 rechazos. En este barrio vive Susana Oliva con su hijo Lorenzo: “Esta situación es desquiciante, pero las asociaciones vecinales son clave para hacer piña y apoyarse”. Le sigue Arganzuela, con 2.362 afectados; Tetuán, con 1.495, Retiro, con 1.488; Centro, con 1.731; Ciudad Lineal, 1.506; Villa de Vallecas, 1.308; Latina, 1.279; Villaverde, 1.202; San Blas, 1.139; Vicálvaro, 1.109; Usera; 825; Chamartín, 702; Moncloa, 593; Carabanchel, 552; Barajas, 547; Moratalaz, 478; Salamanca, 437; Chamberí, 415; y Puente de Vallecas, 431. Más Madrid insiste en que el PP ha dejado “tirados” a 25.000 los niños este próximo curso, pero desde el área de Familia replican que esa cifra sólo tiene en cuenta las solicitudes y no los solicitantes. “Una familia puede solicitar escuela en cuatro centros y eso contaría como cuatro solicitudes, pero seguiría siendo una única familia solicitante”, remachan fuentes del Ejecutivo municipal.

En la actualidad, existen 480 centros públicos de Educación Infantil y 50 concertados en la Comunidad de Madrid

En la Comunidad de Madrid, no están publicadas aún las plazas para el curso 2022-2023 y por tanto no se sabe el número de rechazos, pero la previsión es que haya 40.979 plazas públicas, de las cuales 3.647 son concertadas, y 31.842 privadas. En la actualidad, existen 480 centros públicos de Educación Infantil y 50 concertados en la Comunidad de Madrid. En el curso 2021-2022, se ocuparon 44.048 plazas en escuelas públicas, además, se matricularon 32.073 niñas y niños en centros privados.

Beca infantil

El área de Familias destaca la creación de la beca infantil que ha impulsado durante su mandato. Esta herramienta supone una ayuda económica mensual de 100, 200 y 350 euros, varía en función de la renta y va dirigida a familias que han solicitado plaza en la red municipal y no la han conseguido. “En el curso 2021-2022, han recibido esta ayuda 1.681 familias, que equivale al alumnado de 17 escuelas infantiles”, explican desde el equipo de Pepe Aniorte. Comparando los datos de la anterior convocatoria, se ha multiplicado por cuatro. “En total, sumando las nuevas plazas del actual mandato a los beneficiarios de la beca, el Ayuntamiento está facilitando el acceso a la educación de 0 a 3 años a unas 2.400 familias madrileñas desde que comenzó el mandato”, remachan. Y añaden: “El Ayuntamiento ha destinado 3,3 millones de euros para esta beca”.

“En Madrid se está desmantelando desde hace tiempo los servicios públicos”, dice Palau

Sonia Palau, de 38 años, se mudó de un pueblo de Valencia a Madrid, concretamente al barrio de La Latina, hace una década: “Cuando tuve a Edu, hace dos años, jamás imaginé que sería tan difícil conseguir plaza”. Palau trabaja en marketing y cobra un buen sueldo, pero reivindica el valor de lo público: “Los políticos hablan mucho de la colaboración público-privada, pero en Madrid se está desmantelando desde hace tiempo los servicios públicos y esto solo es un ejemplo más”. El matrimonio conformado por María Suárez y Fernando Vadillo, padres de Alberto, concuerdan con ella: “Hay que reforzar lo público, que para eso pagamos impuestos”.

“Parece que vivimos en el año de la marmota”, critican con hastío María Suárez y su marido Fernando Vadillo, vecinos de Tetuán. Han pasado 365 días desde que el Ayuntamiento rechazó la petición de plaza para su hijo Alberto, de 2 años, y parece que nada ha cambiado desde entonces. El Ayuntamiento de Madrid hizo pública la semana pasada las listas provisionales de los niños entre 0 y 3 años admitidos en las escuelas infantiles públicas para el curso 2022-2023, y más de 8.000 familias se han quedado sin plaza. Las matrículas deben estar cumplimentadas entre el 25 de junio y 8 de julio, y Suárez y Vadillo lamentan que el Consistorio no les ofrezca soluciones: “Nos sentimos abandonados, como tantos otros padres”. Según los datos oficiales, de las 12.555 solicitudes para optar a una de las 74 escuelas municipales, 4.312 la han conseguido, solo una de cada tres.

Total
20
Shares
Artículos relacionados
Total
20
Share