La mayoría de alcaldes de Izquierda Unida «pasan» de cobrar el IBI a la Iglesia

La dirección provincial instó a sus regidores a aprobar mociones

La mayoría de los ayuntamientos de IU se han desentendido de la invitación provincial a llevar a los plenos de sus ayuntamientos el cobro del IBI a la Iglesia católica. Aunque la campaña que surgiera a principios de verano tuviera mucho eco en los medios de comunicación y creara un gran revuelo, parece que realmente no tiene calado en los núcleos de población pequeños donde la Iglesia funciona, por boca de estos mismos alcaldes comunistas, de una manera muy estrecha y eficiente en temas de asuntos sociales y atención primaria a los más desfavorecidos.

El pasado 5 de junio, la agrupación provincial de este partido llevó al pleno de la Diputación de Málaga una moción en la que se solicitaba a los alcaldes de la provincia que manifestaran su aprobación o disconformidad con este planteamiento y se remitieran las aprobaciones consiguientes a diferentes instituciones públicas. Pues bien aunque, evidentemente la moción no quedó aprobada en Diputación por la mayoría popular, IU instó a los máximos responsables de los catorce ayuntamientos que gobierna para que se debatiera a nivel local.

Sólo en cuatro de ellos ha sido presentada y ha prosperado, e incluso en este caso algunos asumen la aprobación «como algo simbólico y de poco efecto a nivel local» como aseguró el alcalde Casabermeja, Antonio Domínguez que entendió que «en nuestro caso la iglesia no tiene colegios ni palacios como en otros sitios».

Tras Casabermeja se unieron al sí del cobro de IBI a la Iglesia, Ardales, Casares o Árchez, que coinciden con éste en que tampoco le ven más utilidad en sus municipios por el escaso patrimonio eclesiástico existente en ellas.

En cuando a las alcaldías de este partido disconformes con estas mociones, y que no piensan llevar a pleno estas propuestas, por ahora, se encuentran Alameda, Almáchar, Archidona, Cuevas de San Marcos, Istán, Monda, Villanueva de Algaidas y de Tapia que refuerzan la idea de la «inutilidad» de la misma.

El alcalde de Almáchar, José Sánchez, reconoció que «la realidad es que la Iglesia está haciendo una función social muy importante en estos momentos, con la que está cayendo no nos planteamos esto», dijo sobre Caritas.

En su línea por ejemplo el regidor de Archidona, Manuel Sánchez asumió que «no lo hemos llevado todavía porque también aquí tendría una repercusión nula», admitió. «Creo que es un debate de otro ámbito, trabajamos con ellos en algunas cosas y la relación es muy buena. Esto no nos va sacar de nada», dijo la alcaldesa de Cuevas de San Marcos, Lourdes Jiménez. En Istán, opinan tres cuartos de lo mismo, «no nos lo planteamos para nada», aseguró tajante su primer edil, José Miguel Marín.

La discrepancia es honda en otros municipios como Villanueva de Algaidas, «esto son brindis al sol, yo incluso tengo mis creencias», subrayó José Cabrera. En la cercana Villanueva de Tapia, otra mujer alcaldesa de IU también discrepó de esta invitación, «estoy de acuerdo con que la Iglesia no esté exenta de pagar algunos impuestos pero desde hace trece años seleccionamos este tipo de mociones porque a nivel local tenemos que ser prácticos», señaló la ex diputada provincial y regidora de este pueblo de la comarca Nororma, Encarnación Páez.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...