La apostasía colectiva más concurrida que se recuerda en España ha tenido lugar hoy en Logroño

La apostasía colectiva más concurrida que se recuerda en España ha tenido lugar hoy en Logroño

138 solicitudes de apostasías han sido presentadas hoy, de manera colectiva, ante la vicaría general de la diócesis de Calahorra y La Calzada – Logroño. No se recuerda una renuncia colectiva de la Iglesia católica tan numerosa en todo el Estado español.

Elegir la propia adscripción ideológica o religiosa es un derecho incuestionable de todos los ciudadanos, reconocido legalmente en distintos apartados del artículo 16 de la Constitución Española y recogido en el artículo 18 de la Declaración Universal de Derechos Humanos.

El acto ha tenido lugar el jueves 19 de octubre de 2017, a las 18.30 horas, en las oficinas diocesanas, sitas en la calle Obispo Fidel García, 1, de Logroño. Allí se han congregado un grupo de personas que, sin pertenecer a ningún colectivo concreto (‘Rioja Laica” ha sido tan solo el nombre de esta iniciativa popular espontánea, al menos, de momento), han hecho entrega de la documentación para su registro y efectos oportunos de baja en los archivos de la institución religiosa. Con la apostasía, expresan su rechazo a que “existan datos personales suyos en cualquier registro o fichero de datos correspondientes a la Iglesia católica.

Una de las apóstatas participantes en el acto ha argumentado que «la voluntad de renunciar a una fe religiosa, y en un sentido más amplio abandonar una creencia y/o el grupo que la profesa, es un derecho individual insoslayable contemplado tanto en los convenios internacionales de Derechos Humanos (artículo 18 de la Declaración Universal de Derechos Humanos de 1948, artículo 10 de la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea de 2000, etc.) como en la Constitución española, de forma directa al amparar en su artículo 16.1 la libertad ideológica, religiosa y de culto, y de forma indirecta al indicar en su artículo 10.2 que las normas relativas a los derechos fundamentales y a las libertades que la Constitución reconoce se interpretarán de conformidad con la Declaración Universal de Derechos Humanos y los Tratados y acuerdos internacionales sobre las mismas materias ratificados por España».

Por su parte, Pedro Salguero, secretario de la asociación Europa Laica ha declarado que dicha asociación de ámbito estatal propugna que el Gobierno garantice la libertad de conciencia de las personas que deseen abandonar una confesión religiosa, tanto si habían ingresado en ella voluntaria como involuntariamente, y arbitre un mecanismo sencillo y rápido para ello, dependiente solamente de la voluntad del interesado, pues se trata de un derecho civil al que es necesario y urgente dar respuesta y que tanto la Declaración Universal de Derechos Humanos como la propia Constitución contemplan. Ahí estará siempre la organización de Europa Laica para dar soporte a iniciativas que quieran hacer efectiva la libertad de conciencia.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...