Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

Juzgan a un profesor de religión salesiano acusado de 12 delitos de abuso a menores en un colegio de Vigo

El sacerdote del Colegio María Auxiliadora, que se encuentra en libertad provisional desde mayo del 2020 después de que su orden pagara la fianza para su excarcelación, se enfrenta a penas de más de 67 años de prisión.

La Audiencia Provincial de Pontevedra inicia este martes el juicio contra un sacerdote acusado de 12 delitos de abuso sexual sobre varios menores a los que daba clase en un centro escolar de Vigo. El cura, Segundo C.V., ejercía de profesor de Religión en el Colegio Salesiano María Auxiliadora.

Según informa el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG), la Fiscalía solicita para él 67 años y medio de cárcel y pide que se declare al centro como responsable civil subsidiario en caso de condena, lo que obligaría a la institución a asumir las indeminizaciones a las que pudiera haber lugar si el sacerdote fuera considerado culpable de los hechos y no pudiera abonarlas. De momento, el colegio ha tenido que depositar 190.000 euros en la cuenta del juzgado como provisión de garantía.

Segundo C.V. fue detenido hace dos años después de que las familias de varios escolares denunciaran que éstos lo habían sorprendido obligando a otros menores a mantener con él “comportamientos inadecuados” durante un campamento religioso de verano organizado por el colegio en la localidad pontevedresa de Cambados.

Según el auto de apertura del juicio oral, los hechos sucedieron entre el 15 y el 23 de julio de ese año en las instalaciones que la orden tiene Cambados durante aquellas convivencias, realizadas en colaboración con Abertal, una asociación juvenil de Vigo vinculada a los Salesianos. Dos de los menores ya habrían sufrido abusos similares del mismo sacerdote durante una excursión escolar a Santiago de Compostela en abril de ese año, y otro, en el mes de junio, cuando acudió a ver la final de la Liga de Campeones de fútbol invitado por el religioso a la sede de Abertal.

La jueza afirma en su escrito que el cura realizó tocamientos a los menores “con la finalidad de satisfacer su apetito sexual”, violentando así “la libertad e indeminidad sexuales” de los alumnos a su cargo, y abusando del poder que sobre ellos le otorgaba el hecho de ser su profesor en el colegio y director de las convivencias a las que asistían.La jueza afirma en su escrito que el cura realizó tocamientos a los menores para “satisfacer su apetito sexual”

Tras su detención en julio de 2019, Segundo C.V. ingresó en prisión provisional, de la que salió en mayo del año pasado después de que los propios Salesianos pagaran los 12.000 euros de fianza que le impuso la Audiencia Provincial, que atendió el recurso de su defensa contra el auto inicial del juzgado que denegó su excarcelación. Un portavoz de la orden explicó en su día que se habían visto “en la obligación” de abonar la fianza puesto que el sacerdote no contaba con más fuentes de ingresos que los que obtenía de la propia institución. Desde entonces se le retiró el pasaporte, se le obligó a acudir semanalmente al juzgado y se le sometió a una orden de alejamiento de los menores.

Apartado de sus funciones

En cuanto a la dirección del Colegio María Auxiliadora, asegura que apartó al religioso de sus funciones en cuanto tuvo conocimiento de los hechos a través de una de sus educadoras, que le abrió expediente, informó a las familias afectadas e intentó “aclarar lo denunciando” hablando con los escolares que habían sufrido los abusos. Además, el centro indica que se ofreció a las familias para dar el apoyo terapéutico que pudieran precisar los menores y que desde el primer momento se puso a disposición de la policía y el juzgado para facilitar la investigación.Al menos tres familias se han personado en el caso

Al menos tres familias se han personado en el caso. Las de tres de los menores piden 54 años de cárcel, y las de otros dos, sendas penas de 5 años. La acusación popular, que ejerce la Fundación Amigos de Galicia, dedicada a la protección de la infancia y de las personas en riesgo de exclusión social, pide para el sacerdote 30 años de cárcel.

El juicio se celebrará desde este martes hasta el jueves en la Sección Cuarta de la Audiencia Provincial de Pontevedra. La representación legal de los menores ha pedido que se celebre a puerta cerrada, pero el tribunal ha aclarado que tomará esa decisión después de escuchar a las partes en la vista previa.

Total
3
Shares
Artículos relacionados
Total
3
Share