Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

Juan José Millas indignado con Munilla

"Estoy cansado de que cada vez que la Iglesia hace un disparate de los suyos nos preguntemos: ¿Cómo es posible que la Iglesia persiga e invite a perseguir a los homosexuales? ¿Cómo es posible que la Iglesia excomulgue por abortar a una pobre niña de 13 años mientras protege a su violador? ¿Cómo es posible que la Iglesia en vez de llevar a sus pederastas a los Tribuanales los haya protegido y cambiado de colegio para que puedan seguir abusando de los niños? ¿Cómo es posible que la Iglesia, que es una institución misógina que relega a las mujeres a tareas subalternas, pueda tener la influencia que tiene? ¿Cómo es posible que la Iglesia haya dado y dé la comunión a gentuza como Pinochet y Videla mientras condena a una pobre mujer que ha abortado? ¿Cómo es posible que la Iglesia condene el uso del preservativo en África, un continente diezmado por el sida?", se preguntó el periodista. 
 Más preguntas 
 “¿Cómo es posible que la Iglesia, que durante los años del gobierno de Aznar estaba encantada de que se produjesen 500.000 abortos al año y no abría la boca, llene la calle de gente y desestabilice políticamente el país cuando el PSOE llega al poder y hace una ley que protege a las mujeres que abortan y a los médicos que hacen esa tarea? ¿Cómo es posible que la Iglesia condene el divorcio y al mismo tiempo quiera tener su monopolio y forrarse con sus tribunales de divorcios para ricos?”, prosiguió Millás. 
 Misógina 
 En definitiva, el prestigioso escritor se preguntó “cómo es posible que nos escandalicemos cada vez que ocurre algo que está en la naturaleza de la Iglesia, que es una institución misógina, homófoba y de extrema derecha”. 
 “No nos queda más remedio” 
 Y es que el prestigioso escritor está cansado de que actuemos con tanta hipocresía con una “institución que tiene un poder político enorme” y con la que “tenemos que convivir porque no queda más remedio”. Eso sí, Millás pide que “no le demos cuerda, porque aquí lo importante no es lo que ha dicho este pobre hombre de Munilla, si no lo que ha pasado en Haití”. 

Total
0
Shares
Artículos relacionados
Leer más

Colonoscopia

La plaza de Colón de Madrid se ha convertido, por desgracia, en el lugar en el que la derecha…
Total
0
Share