Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.
José Manuel Albares y monseñor Paul Gallagher / Foto MAEC

José Manuel Albares, ministro de Exteriores, y su encuentro en el Vaticano con monseñor Paul Gallagher: Un viaje relámpago y dos versiones

4 de octubre de 2022

Ayer el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, ha mantenido un encuentro en el Vaticano con el secretario de Relaciones con los Estados de la Santa Sede, Paul Gallagher. Hasta ahí las noticias del Ministerio y de Religión Digital y Vida Nueva, coinciden.

La divergencia viene dada por el contenido de la reunión.

La nota del Ministerio (Ucrania y el papel de la Unión Europea centran el encuentro de Albares con su homólogo en la Santa Sede) es la que, aunque con una ligerísima variante en el título –Ucrania y el papel de la Unión Europea centran el encuentro de Albares con Gallagher– recoge Religión Digital:

En la visita de Albares a la Santa Sede se «ha abordado la agresión a Ucrania, el papel de la Unión Europea, la importancia del multilateralismo y la agenda social y la situación política en América Latina, entre otras cuestiones.

Durante la reunión, el titular de Exteriores ha explicado las medidas que la Unión Europea ha adoptado contra el régimen de Vladimir Putin como respuesta a la ilegal e injusta invasión de Ucrania, los hasta ahora siete paquetes de sanciones económicas y comerciales que suponen las mayores en la historia de la UE. Albares ha recordado la condena unánime tanto al simulacro de consulta como a la anexión de territorios ucranianos a la Federación Rusa, así como la ayuda humanitaria por valor de 38 M€ a Ucrania y otros países fronterizos, la acogida a ciudadanos de ese país que lo abandonaron al inicio de la invasión y la entrega de material militar para contribuir a la defensa del país.

El ministro ha querido resaltar también la unidad y cohesión de la UE y se ha referido a la Presidencia Española de la Unión, en el segundo semestre de 2023, durante la cual España trabajará para fortalecer la cercanía de las instituciones europeas a los ciudadanos y dará especial importancia al Pilar Social, el medioambiente y la seguridad alimentaria, entre otros objetivos.

Albares ha resaltado ante monseñor Gallagher el compromiso de España con el multilateralismo, demostrado durante la última reunión de la Asamblea General de Naciones Unidas en la que se mostró públicamente el apoyo a la Agenda Común del Secretario General, el compromiso de contribución con 236,5 millones de euros a proyectos de seguridad alimentaria y la participación en el Grupo de Respuesta a la Crisis Global promovido por la ONU. Además han repasado la situación en América Latina.

El ministro ha aprovechado su viaje a Roma para visitar el avance de las obras de la Cancillería de España, unas dependencias adscritas a la Obra Pía de establecimientos españoles en Italia​».

Sin embargo, en Vida Nueva, (Viaje exprés a Roma del ministro de Exteriores, ¿con la reforma de los acuerdos Iglesia-Estado de fondo?), sin dudar de los temas tratados que apuntaba la nota del Ministerio, avanza que «el objetivo de la visita podría ser otro: abrir oficialmente el melón para revisar los acuerdos Iglesia-Estado«, si bien reconoce que «Según la nota de prensa facilitada por Exteriores, se asegura que los temas abordados son “la agresión a Ucrania, el papel de la Unión Europea, la importancia del multilateralismo y la agenda social y la situación política en América Latina, entre otras cuestiones”. Y que entre “esas cuestiones” desde el equipo de Albares aseguran que no estaría el mal llamado ‘concordato’.

No obstante, a pesar de los que a Vida Nueva asegura el equipo de Albares, insisten en el tema de los Acuerdos con el Vaticano:

[…] En cualquier caso, desde comienzos de la legislatura, el Gobierno se había marcado como objetivo una reforma quirúrgica de los acuerdos entre la Santa Sede y España. Aunque oficialmente a estos cambios se le denomina ‘denuncia de los acuerdos’, desde Moncloa se evita este término por las connotaciones negativas que genera. 

En cualquier caso, desde comienzos de la legislatura, el Gobierno se había marcado como objetivo una reforma quirúrgica de los acuerdos entre la Santa Sede y España. Aunque oficialmente a estos cambios se le denomina ‘denuncia de los acuerdos’, desde Moncloa se evita este término por las connotaciones negativas que genera. 

Negociaciones internacionales

Por este motivo, la presencia de Albares sería más que pertinente, en tanto que el asunto se escaparía de las competencias del ministro de Presidencia, Félix Bolaños.

Aun siendo este el máximo responsable de las relaciones del Gobierno con los obispos, el carácter internacional de los acuerdos Iglesia-Estado hace que la negociación tampoco corresponda al presidente del Episcopado, el cardenal Juan José Omella, sino directamente a Roma.

Total
2
Shares
Artículos relacionados
Total
2
Share