Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.
Ultraortodoxos judios

[Israel] Los teléfonos ‘kosher’ amenazan con dejar colgados a los ultraortodoxos judíos

El 25% de los israelíes serán ultraortodoxos en 2050

La culpa de esta grieta que se está abriendo en el bloque ultraortodoxo la tienen los móviles de última generación y las cada vez más numerosas funciones administrativas y burocráticas que los ciudadanos han de resolver ya vía Internet, algo que no está permitido en los denominados teléfonos kosher, esos que, como la alimentación, tienen que respetar las estrictas prescripciones de las leyes del judaísmo

Los aparatos de “primera generación kosher” sólo podían hacer y recibir llamadas de otros números bendecidos, identificables por el prefijo 05331, y no tenían cámaras; los ‘nuevos’, tienen calculadora, reloj y sistema de navegación

Uno de cada cuatro israelíes será ultraortodoxo en 2050… salvo que la guerra de los smartphones rompa la hasta ahora monolítica unidad de acción de la población jaredí, minoritaria pero con mucho peso en las decisiones políticas del país, a pesar de ser ahora solo el 12% de la población del país.

La culpa de esta grieta que se está abriendo en el bloque ultraortodoxo la tienen los móviles de última generación y las cada vez más numerosas funciones administrativas y burocráticas que los ciudadanos han de resolver ya vía Internet, algo que no está permitido en los denominados teléfonos kosher, esos que, como la alimentación, tienen que respetar las estrictas prescripciones de las leyes del judaísmo.

Móviles tontos

Estas medidas, pensadas para los alimentos, se traducen en cuanto a la telefonía en que los dispositivos móviles han de ser de los denominados -en contraposición a los teléfonos inteligentes- aparatos “tontos”, es decir, con mínimas funciones para evitar que los usuarios ultraortodoxos se pierdan por el ancho mundo de Internet y se contaminen en la atmósfera de los gentiles.

Miles de judíos celebran la Pésaj junto al Muro de las Lamentaciones
Miles de judíos celebran la Pésaj junto al Muro de las Lamentaciones

Hasta ahora, según informa el diario The Guardian, la solución de los jaredín había sido conseguir ‘teléfonos kosher’ con filtros de bloqueo de contenidos preinstalados y con un reloj, una calculadora y un programa de navegación como únicas aplicaciones permitidas en la pantalla de inicio, toda vez que se hizo imposible seguir manteniendo, ante las protestas, aquellos aparatos de “primera generación kosher” que sólo podían hacer y recibir llamadas de otros números bendecidos, identificables por el prefijo 05331, y no tenían cámaras.

Grietas en el bloque ultraortodoxo

Sin embargo, el auge de los smartphones y el hecho de que Israel, como otros países desarrollados, tramite ya preferentemente online la prestación de muchos servicios públicos, desde las citas sanitarias al pago de impuestos, por ejemplo, está resquebrajando el monolitismo ultraortodoxo.

Lo saben bien en el Comité Rabínico para las Comunicaciones, facultado para expedir certificados kosher para los aproximadamente 500.000 teléfonos móviles de este tipo que hay en Israel, y que está viendo cómo cada vez más ultraortodoxos hacen incursiones en Internet y a donde les llegan peticiones para “suavizar” las rígidas mdidas de control.

Cambios en la ‘certificación kosher’

Para ello, los más valientes que se atreven a pedir cambios en esa “certificación kosher de los móviles, aducen que los números bloqueados incluyen las líneas de noticias y de transporte público que siguen siendo muy utilizadas por los jaredín, así como los números de los servicios médicos y de violencia doméstica.

Muro de las Lamentaciones
Muro de las Lamentaciones

En todo caso, según una investigación reciente del Instituto de la Democracia de Israel, que cita The Guardian, los miembros de la comunidad ultraortodoxa están integrando gradualmente el mundo online en su estilo de vida, ya que dos tercios utilizan Internet para necesidades básicas como el correo electrónico, el trabajo, el acceso a los servicios gubernamentales, la banca y la búsqueda de información y, además, casi la mitad de los que se conectan también utilizan las redes sociales.

La batalla por el control de los teléfonos de Dios está, pues, en su momento álgido en la comunidad jaredín, que, en definitiva, es la batalla por abrirse al mundo y exponerse a que, quienes hasta ahora solo veían a través de una rendija, se emborrachen de luz. Aunque los smartphones tenga también su lado oscuro.

Total
24
Shares
Artículos relacionados
Total
24
Share