Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

Hazte Oír intentó obligar a Google a eliminar más de 150 enlaces que lo vinculan con la secta ultracatólica El Yunque

A través de openDemocracyWikiLeaks ha publicado nuevos documentos que revelan que la asociación ultracatólica española Hazte Oír, vinculada estrechamente al partido de extrema derecha Vox, acudió a los tribunales en 2015 para que Google eliminara de sus búsquedas más de 150 enlaces a sitios web y otros contenidos donde se le relaciona con El Yunque, una secta ultracatólica y paramilitar de guerreros de Cristo que tiene origen en México y que apareció en la década de los años 50 a partir de una asociación universitaria anticomunista.

Hazte Oír y su relación con El Yunque

El Yunque opera como una sociedad secreta en varios países del mundo a través de innumerables organizaciones y asociaciones pantallas. Dado su carácter secreto, es difícil establecer relaciones entre ciertas asociaciones y dicha secta, pero investigaciones periodísticas en España han documentado cómo El Yunque y Hazte Oír han trabajado juntos, una cuestión especialmente controvertida en España, donde las organizaciones secretas están prohibidas por la Constitución.

Además, una sentencia judicial avaló la existencia de El Yunque cuando Hazte Oír intentó llevar a los tribunales cualquier intento de relacionarles con esta secta, precisamente alrededor del año 2015. Desde antes, obispos españoles ya alertaban de los intentos de esta organización extremista de infiltrarse en la Iglesia Católica para pujar por un discurso ultrarreligioso lo más reaccionario posible. En España, existen numerosas asociaciones presuntamente vinculadas a El Yunque, como Abogados Cristianos, Organización del Bien Común o Enraizados.

Esas informaciones periodísticas se encontraban entre los más de 150 enlaces que aparecían entonces en las búsquedas de Google, así como las “búsquedas relacionadas”, que incluían su nombre y términos como “extrema derecha”.

Así, en su intento de Hazte Oír y de sus creadores de desasociarse de esta secta, en primer lugar realizaron una petición formal a Google, que por supuesto rechazó argumentando que “incluir estas noticias en los resultados de búsqueda de Google sigue siendo relevante y de interés público”. Ante la negativa, según puede leerse en los archivos filtrados por Wikileaks, la organización ultraconservadora decidió llevar el asunto a un juzgado de Madrid en forma de demanda judicial.

En ella, pedían a la multinacional que rectificara y accediera a su petición, que indemnizara económicamente a Hazte Oír y que firmara un acuerdo de confidencialidad para que todo el asunto no se divulgara, es decir, para que nadie supiera que estos enlaces habían sido eliminados por interés expreso de la asociación. Este acuerdo incluía a los medios de comunicación.

La estrategia de Hazte Oír

La organización ultracatólica operó (y continúa operando) en base a documentos estratégicos que relatan su modus operandi. La recogida de firmas, alejarse de asociaciones y organizaciones más extremistas, emplear asociaciones pantalla, realizar recogida de firmas y campañas impactantes… son algunas de las estrategias de la asociación.

Entre los 17.000 documentos filtrados por WikiLeaks, se pueden encontrar unas 38 carpetas de documentos donde se relatan estas cuestiones estratégicas y que medios de comunicación como InfoLibre o Público han contribuido a difundir para su mayor comprensión. Una de estas estrategias, la más polémica, relata un «plan de choque» para eliminar todas las conexiones entre Hazte Oír y la secta El Yunque, si bien parece ser que no se llegó a poner en práctica.

Entre estas estrategias, aparece también la solicitud de Google para la eliminación de los enlaces, firmada por Hazte Oír, su fundador y presidente Ignacio Arsuaga, el periodista de Intereconomía Luis Losada y seis personas más donde se afirma que estos contenidos enlazados tenían «consecuencias» sobre su «estado de ánimo», provocaban «rechazo» en sus vidas públicas y privadas, y afectaban a sus «oportunidades laborales».

El Yunque: secta ultracatólica y paramiliar

El Yunque es una secta ya documentada en numerosas investigaciones, donde se han desvelado sus métodos, rituales e ideas radicales. En América Latina destacaron el siglo pasado por su violencia contra grupos y personalidades de izquierda dentro del ámbito estudiantil. La secta y sus organizaciones pantalla han contribuido a financiar el discurso más ultraderechista, ayudando a partidos como Vox en España.

En 2019, openDemocracy reveló cómo HazteOir y su organización internacional CitizenGo estaban trabajando para conducir a los votantes en España y en toda Europa hacia la extrema derecha, actuando como un Super PAC (Comité de Acción Política en inglés, que recauda fondos para apoyar a un candidato electoral) no oficial con “publicidad agresiva” contra sus oponentes.

Sin duda, todo un entramado, además, financiado por grupos de poder y personalidades de alto poder adquisitivo con intereses políticos determinados, como reveló precisamente WikiLeaks al revelar los grandes financiadores de Hazte Oír, y que habrían contribuido al auge de Vox como una fuerza política de importancia en España.

Total
76
Shares
Artículos relacionados
Total
76
Share