Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

Hazte Oír gastó más de un millón de euros en sus campañas homófobas y antiabortistas en 2021

Según consta en su última memoria, el ‘lobby’ ultraderechista logró sumar 470.000 euros en concepto de “donaciones”.

Hazte Oír tiene fondos suficientes para sufragar sus campañas ultraconservadoras. Lo consigue, según sus cuentas, gracias a las cuotas de sus algo más de 5.800 socios en España y también a través de “donaciones”, un concepto clave para la economía de este grupo de presión. Solo en 2021, las aportaciones de dinero a este grupo superaron los 470.000 euros y se convirtieron en casi el 30% de sus ingresos.

En su memoria correspondiente a 2021, el lobby que dirige el abogado Ignacio Arsuaga ofrece un pantallazo general de sus cuentas y realiza un repaso de las actividades realizadas tanto en España como en otros países. En este último caso, las intervenciones de carácter internacional se plasman a través de CitizenGo, la rama de Hazte Oír que opera en distintos lugares del mundo. 

“En el año 2021, llevamos a cabo numerosas campañas. Algunas de ellas todavía siguen vivas y trabajamos para que se conviertan en victorias”, afirma el documento. En esa línea, el grupo de presión mostraba su esperanza en el desenlace que tendría el proceso legal en torno al derecho al aborto en EEUU, un asunto que se resolvió estas últimas semanas y que ha despertado la euforia entre los ultraconservadores.

En su última memoria –redactada y publicada antes de que se emitiera el fallo sobre el aborto en EEUU–, el lobby español presume también de las campañas antiabortistas realizadas a lo largo del año pasado. Entre otros puntos, reivindican sus actuaciones frente a “las sedes de los partidos mayoritarios” para exigir que mostrasen su rechazo al anteproyecto de ley que promueve el Gobierno en torno al derecho de las mujeres a interrumpir el embarazo de forma voluntaria.

Sus campañas también llegaron a Naciones Unidas, donde Hazte Oír disfruta del carácter de ONG con estatus especial consultivo. En 2021, sus representantes actuaron para evitar que la reunión de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer introdujese “el aborto, la ideología de género y la agenda LGTBI en el texto final”.

“Tras lanzar una campaña mundial que recogió 234.185 firmas y que entregamos a los delegados de los países, logramos que no lo hicieran”, afirma. El lobby presume de haber logrado “poner en marcha un autobús provida con el mensaje ‘el aborto no es salud’ que dio la vuelta al edificio de la ONU durante todos los días de la conferencia”.

Estas acciones fueron sufragadas desde los bolsillos de Hazte Oír, que en 2021 destinó 1.230.239 euros para campañas, 146.025 euros menos en comparación a 2020. En total, declara haber gastado 1.595.135 euros en 2021.

En ese mismo periodo, los ingresos fueron de 1.598.051 euros, de los cuales 1.125.188 corresponden al capítulo “cuotas de socios” –en España tiene 5.830 miembros con esa categoría–, mientras que los restantes 472.863 euros se derivan de las “donaciones”.

Chocolates y champú

El documento también recoge otras campañas realizadas a nivel internacional, entre las que cita la iniciativa lanzada contra la empresa Pantene de Procter & Gamble por incluir a “una pareja de lesbianas con su hijo transgénero” en un anuncio de champú, o también contra Lego, “que sacó a la venta un paquete que consta de muñecos de todos los colores del arco iris LGBTQ, además de azul claro, blanco y rosa para representar a las personas transgénero por separado”.

“Cientos de miles de personas se unieron a nuestras campañas para exigir a las empresas que dejen a los niños en paz y que cesen en su promoción de la ideología de género“, reivindica el lobby ultraderechista.

Sus seguidores en EEUU también cargaron contra la empresa Cadbury, que “publicitó sus chocolates con forma de huevo de Pascua con un beso con alta carga de provocación entre dos hombres, exponiendo así a los niños a contenido sexualizado, además de ofender a los cristianos por el uso de los huevos de Pascua para ese acto”. 

Con Díaz Ayuso y contra Vox

En el plano político, Hazte Oír se alegra en su memoria de la victoria del PP en las elecciones autonómicas madrileñas celebradas en mayo de 2021. “Isabel Díaz Ayuso optó por presentarse a las elecciones con un discurso basado en valores… y en consecuencia ganó las elecciones, con un gran crecimiento en votos. Ahora nuestra labor es presionar para que ese discurso se concrete en la derogación de las leyes más ideológicas de la izquierda”, afirma Arsuaga.

El presidente de Hazte Oír también llama a “presionar a Vox”, una formación con la que ha mantenido varios enfrentamientos a lo largo de los últimos meses. El grupo de presión ultraconservador critica que el partido de Santiago Abascal no ha cumplido con sus promesas de derogar las leyes que protegen al colectivo LGTBI en la Comunidad de Madrid, lo que ha supuesto la ruptura entre ambas organizaciones.

En esa línea, Arsuaga critica que Vox “ha empezado a renunciar a exigir al PP compromisos en defensa de la vida, la familia y la libertad, a cambio de acceder a sillones en distintos puestos de la administración”. 

Total
2
Shares
Artículos relacionados
Total
2
Share