Hacienda tomará medidas contra la opacidad fiscal de las entidades religiosas tras ver el informe del Tribunal de Cuentas

La Agencia Tributaria atenderá la recomendación de cambiar el modelo de declaración de Sociedades para la «detección informática de riesgos fiscales»

Más del 90% de las entidades religiosas no tienen obligación de declarar, ya que que sólo es requerido cuando los ingresos superan los 75.000 euros

De las 2.269 que sí tienen que presentar la declaración, sólo lo hace un 58,7%

Aunque el Tribunal de Cuentas sostiene que «no hubo actuaciones» contra las incumplidoras, Hacienda defiende sus controles

Aunque el Tribunal de Cuentas aún no ha aprobado el informe que pone de relieve el descontrol del dinero público dedicado a la Iglesia católica y sus múltiples organizaciones, o que estas no están obligadas a pagar gracias a las exenciones fiscales, ya empiezan a verse consecuencias de la auditoría. La Agencia Tributaria ha confirmado a infoLibre, que adelantó las conclusiones provisionales del órgano fiscalizador [ver aquí y aquí], que atenderá la recomendación del Tribunal de Cuentas de cambiar el modelo de declaración del Impuesto de Sociedades. «La Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT) tomará en consideración la recomendación, de manera que puedan consignarse los datos esenciales de la memoria económica y de esta forma se cuente con una mayor información para la detección informática de riesgos fiscales», señala.

El Tribunal de Cuentas, en sus conclusiones provisionales, recomienda esta reforma para arrojar luz sobre cuáles son las justificaciones para la aplicación de exenciones a entidades religiosas. «Sería conveniente que la Agencia instara la modificación del modelo de declaración del Impuesto de Sociedades a fin de que pudieran consignarse los datos esenciales de la memoria y justificativos de la aplicación del régimen de exenciones y beneficios fiscales, así como que pudieran identificarse las entidades religiosas menores incorporadas en la declaración de una entidad eclesiástica superior», señala el Tribunal de Cuentas en sus conclusiones.

El órgano fiscalizador, que aún no ha aprobado el informe definitivo, señala que las entidades obligadas a presentar la declaración del Impuesto de Sociedades están a su vez obligadas a «presentar una memoria económica con el contenido legalmente establecido acerca de sus ingresos y gastos y su destino». Y aquí detecta deficiencias. «Únicamente se presentaron 149 memorias económicas. La falta de presentación de la memoria económica es muy generalizada […]. Además, las memorias no tienen un formato estandarizado y se han observado casos en los que la información no estaba completa y otros en los que no estaba firmada por el representante legal».

(…)

Seguir leyendo en InfoLibre

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...