Granada se acerca al Islam

El proyecto «culto y cohesión social» investiga las dificultades de integración de la comunidad islámica en ciudades europeas

GRANADA es la única representante española que participa, junto a otras ciudades europeas, en el programa «culto y cohesión social», un proyecto de la Unión Europea que pretende transmitir los principales problemas de adaptación que encuentra la sociedad islámica en las ciudades occidentales.

El programa lo aprobó el anterior equipo de Gobierno y ha sido continuado por el actual. El Ayuntamiento colabora en la financiación con un 15% del total, 9.815 euros exactamente y el resto, hasta llegar a 65.000 euros, lo aporta la Comisión europea. Los demás países participantes son Alemania, Italia, Francia y Bélgica, lugar desde donde se coordina el proyecto.

Ciudad de convivencia

El alcalde, José Torres Hurtado, y la concejala de Bienestar Social, Ana López Andújar, explicaron ayer, junto a diversos representantes de la cultura islámica, el modo en el que Granada contribuirá a este proyecto. Torres Hurtado espera que este trabajo colabore a mejorar «la paz y el entendimiento entre las culturas y religiones de la ciudad» y definió a Granada como «la ciudad de la convivencia».

Enrique Raya, profesor de la Universidad de Granada, explicó los objetivos de esta iniciativa. Se trata, dijo, de «observar los conflictos del mundo musulmán y comparar los resultados con los de las otras ciudades». Plan de trabajo

En el trabajo que se desarrollará en la ciudad destaca la actuación sobre el cementerio islámico. Se adecuará a través de un vallado y la construcción de salas para el lavado de los cuerpos y la oración por los difuntos. Además se desarrollará un estudio de la mezquitas y se elaborará una guía de comunidades y recursos musulmanes.

Los representantes islámicos destacaron el especial esfuerzo de integración que tiene que hacer esta comunidad tras los atentados del once de septiembre. Zacarías Maza, imán de la mezquita de At-Taqwa, espera que los ciudadanos «aumenten su conocimiento sobre el Islam» y eliminen así los falsos mitos que existen sobre esta cultura.

Maya también recordó las reivindicaciones históricas de la comunidad islámica de Granada, como la exención del Impuesto de Bienes Inmuebles, algo que ya disfrutan las iglesias católicas y el derecho del derecho de las mezquitas a llamar a la oración a través de altavoces, algo que ya fue denegado por el anterior consistorio.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...