Girona beatificará tres religiosas mártires de la orden de Sant Josep

La Catedral de Girona será escenario el 5 de septiembre de la ceremonia de beatificación de tres hermanas mártires del Institut de Religioses de Sant Josep de Girona. Será un acto significativo para las comarcas gerundenses porque son las primeras que se llevan a cabo en el territorio. La ceremonia solemne estará presidida por el cardenal Angelo Amato, Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos. El obispo de Girona, Francesc Pardo, destacó que «para la diócesis, acoger esta beatificación es un placer y un hecho histórico, tanto para la Iglesia como para el conjunto de la ciudad en la que el Institut de Religioses de Sant Josep ha estado siempre tan arraigado «. Las hermanas son Fidela Oller, Facunda Margenat y Josefa Monrabal.

«Nos llena de alegría el reconocimiento a la honorable tarea de nuestras hermanas y queremos compartir esta inmensa satisfacción con toda la ciudad, donde desarrollaron buena parte de su labor con absoluta entrega», manifestó la madre Mª Carmen García, superior general del centro religioso. Los actos de homenaje a las hermanas mártires comenzarán el viernes 4 de septiembre con la acogida oficial de los peregrinos en el Palacio de Congresos de Girona, seguido de la celebración de las vísperas solemnes en la basílica parroquial de Sant Feliu. Al día siguiente la Catedral abrirá sus puertas a las 9.00 y la ceremonia de beatificación será a las 11. Los actos oficiales terminarán el 6 de septiembre en Gandia (Valencia), donde tendrá lugar una misa de acción de gracias.

Las hermanas mártires que serán beatificadas, y que pertenecían al Institut de Religioses de Sant Josep de Girona, son Fidela Oller (Banyoles, 1869), Facunda Margenat (Girona, 1876), así como Josefa Monrabal (Gandía, 1901). Las tres ofrecieron testimonio de fidelidad a Jesucristo al ser asesinadas por su condición de religiosas entre 1931 y 1939.

Fidela Oller, la madre buena y prudente, ejerció su labor en localidades gerundenses como Banyoles, Girona, Olor, Malgrat de Mar, Camprodon y Palamós. Por su parte, la hermana Josefa Monrabal, destinada a la capital gerundense, es recordada por su humildad y elegancia en el trato a los enfermos. Ambas fueron martirizadas en el camino de Xeresa (Valencia). La tercera de las mártires, la hermana Facunda Margenat, que se caracterizaba por su caridad, sencillez y gran personalidad, también ejerció en varios municipios del Baix Empordà, entre otros, a pesar de que vivía en Barcelona en el momento del martirio.

Fundado en 1870 por la venerable María Gay Tibau, el Institut de Religioses de Sant Josep de Girona (IRSJG) desarrolla su labor en los ámbitos de la salud, la educación y la asistencia geriátrica, acompañando la enfermedad, la vejez y la marginalidad. Actualmente el Institut está presente en tres continentes -Europa, América Latina y África- y más de 400 hermanas colaboran en las 54 comunidades repartidas por todo el mundo.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...