Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

Exteriores visitó a mujeres de yihadistas en Siria para detallar las condiciones para una eventual repatriación

Múltiples países occidentales, entre ellos Francia y Alemania, han acelerado en las últimas semanas los retornos

MADRID, 30 Oct.

Un funcionario del Ministerio de Asuntos Exteriores visitó antes del verano a españolas enlazadas con Estado Islámico que continúan en los campamentos de asilados en el norte de Siria con el objetivo de entablar las condiciones para su eventual repatriación a España, conforme han afirmado a Europa Press fuentes diplomáticas.

Dicho funcionario se desplazó a los campamentos de Al Hol y Al Roj para lograr “entrevistarse con los ciudadanos españoles que estaban allí” –cuya cifra específica no han precisado las fuentes–, y “detallar las condiciones para seguir a la repatriación, cuando se cumplan las condiciones de seguridad para esto”.

Poco se conoce de las mujeres y pequeños de nacionalidad de españa que están en el norte de Siria una vez que en el mes de septiembre de 2019 la Audiencia Nacional emitió órdenes de todo el mundo de detención contra 4 mujeres –tres españolas y una marroquí– que estaban en Siria, país al que viajaron para enrolarse en las filas del Estado Islámico y que habían expresado su intención de regresar a España. Estas mujeres tenían en aquellas fecha a 17 menores a su cargo.

En los últimos meses, los países occidentales, entre ellos Francia o Alemania, han acentuado la repatriación de sus ciudadanos, fundamentalmente mujeres y pequeños, atrapados en los campos de asilados del norte de Siria, en un esfuerzo por llevar a cabo en frente de la amenaza que su permanencia podría representar para un futuro dada la existencia de Estado Islámico en exactamente los mismos.

Por en este momento, el Gobierno español no indicó que vaya a seguir a la repatriación instantánea de ciertas de estas mujeres y pequeños, si bien la visita del funcionario de Exteriores podría considerarse como un primer paso en este sentido, más allá de que desde el Ejecutivo no se asegura este radical.

El campo de asilados de Al Hol abrió sus puertas en 1991 a lo largo de la primera Guerra del Golfo pero ha cobrado notoriedad tras haberse transformado, adjuntado con el de Al Roj, en el cobijo de varios de los últimos pobladores de lo que en su día fue el ‘califato’ de Estado Islámico tras la caída de Baghuz, su último reducto en Siria.

Poblado en la mayoría de los casos por iraquíes y sirios, pero asimismo por ciudadanos de otros numerosos países, su población se ha multiplicado desde ese momento –se calcula que nacen por mes unos 80 bebés– hasta situarse cerca de los 57.000 pobladores, según las estimaciones del Gobierno estadounidenses. De ellos, unos 40.000 son menores.

Entre la población adulta aparecen múltiples una cantidad enorme de mujeres que son esposas o viudas de milicianos de Estado Islámico. Gracias a ellas, el conjunto de terroristas prosigue logrando reclutar a nuevos combatientes para sus filas entre los pobladores de Al Hol, en ciertos casos por fuerza a través de amenazas.

“Este rincón es verdaderamente un caldo de cultivo para la próxima generación de Estado Islámico”, aseguró tras conocer Al Hol el pasado septiembre el comandante del Mando Central del Ejército de Estados Unidos, general Erik Kurilla. “Precisamente el 70 por ciento de la población tiene menos de 12 años. Estos jóvenes son atacables a la radicalización dadas las malas condiciones de vida”, previno.

Prueba de esta amenaza, el CENTCOM notificó en el mes de septiembre de que las FDS habían detenido a unos 300 operativos de Estado Islámico a lo largo de una redada en el campamento de múltiples semanas donde asimismo se habían incautado de 25 granadas y 25 kilogramos de explosivos.

Las ONG y la ONU han venido denunciando reiteradamente la situación en Al Hol, que está bajo el control de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), aliadas de Estados Unidos en la pelea contra Estado Islámico y contrarias al régimen de Bashar al Assad en Siria.

En este sentido, la cadena NBC notificó últimamente, citando fuentes de la Administración estadounidense, de que Washington trabaja con otros países para achicar la población de estos campamentos, vinculando las repatriaciones que múltiples países de europa han venido realizando con este plan.

Según las fuentes, la Administración de Joe Biden está ofertando a otros países su acompañamiento en la repatriación, incluida asistencia en la verificación de identidades, consejos sobre opciones de rehabilitación, comentando de los retos legales que expone el desarrollo y ofertando acompañamiento logístico, como el traslado fuera del nordeste de Siria en aeroplanos militares estadounidenses.

Esta misma semana, Canadá procedió a repatriar a 2 mujeres canadienses, entre las cuales fue detenida a su llegada al campo de aviación de Montreal, al tiempo que Australia sacó de Siria a 4 mujeres y trece menores, en su primera operación de este género.

La semana anterior, Francia repatrió a 15 mujeres y 40 menores, los que fueron entregados a los servicios de menores. En la situacion de las mujeres, tres de ellas fueron llevadas frente a un juez, puesto que había órdenes de atrapa en contra suya, al tiempo que el resto fueron detenidas provisionalmente mientras que son investigadas.

Esta fue la primera repatriación por la parte del Gobierno francés una vez que en la época de septiembre el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, con origen en Estrasburgo, condenara al Estado por no haber estudiado apropiadamente las situaciones de 2 mujeres atrapadas en los campos del norte de Siria y que deseaban ser repatriadas. En julio, ahora se había producido otra repatriación grupal de 16 mujeres y 35 pequeños.

También han realizado repatriaciones de nacionales otros países. Así, Alemania ha sacado de Siria a un total de 26 mujeres y 76 menores, incluidos siete pequeños y seis mujeres a inicios de octubre, con lo que Berlín dio prácticamente por completada la repatriación de sus connacionales, al paso que Países Bajos expresó su intención de repatriar a 12 mujeres y 29 pequeños.

La repatriación de menores ha planteado, en general, menos inconvenientes, y en verdad ciertos países continuaron primero a sacar de Siria a menores que habían quedado huérfanos, ya que se cree que no están en un ambiente conveniente para medrar y asimismo por el peligro de radicalización.

Más inquietudes crea la repatriación de sus mamás, tras haber quedado al final descartada la opción que se propuso en un inicio de la constitución de un tribunal en todo el mundo en la zona que pudiese evaluar a personas enlazadas con Estado Islámico –se calcula que en el norte de Siria hay enjaulados unos diez.000 hombres y jovenes, aparte de las mujeres en los campos de asilados–.

Como resalta Carola García-Calvo, especialista en terrorismo, en un producto para el Real Instituto Elcano, “no tienen la posibilidad de ser consideradas un bloque monolítico” ya que ciertas se enrolaron en las filas por intención propia pero otras lograron ser coaccionadas y no todas y cada una prosiguen sosteniendo su deber con el ideario del conjunto de terroristas.

Pese a las “adversidades para el procesamiento judicial de estas mujeres en sus países de origen” frente a la limitada aptitud de conseguir pruebas incriminatorias de su actividad enlazada con Estado Islámico, los especialistas coinciden en que es mayor el peligro de que se queden en Siria, donde se prosiguen radicalizando y extendiendo la ideología terrorista, que su traslado a su país de origen, a pesar del peligro de que una vez allí logren cometer atentados, enseña la especialista.

https://cronicaespaña.es/exteriores-visito-a-mujeres-de-yihadistas-en-siria-para-detallar-las-condiciones-para-una-eventual-repatriacionLa clave antes de la repatriación, apunta García-Calvo, está en apreciar primero el perfil de cada mujer y, en las situaciones de las que tienen causas atentos, que respondan frente a la justicia. Además, apuesta por “programas concretos, con visión de género, que favorezcan su desradicalización y resocialización eficaz” tanto para las que sean presas como las que no.

Total
6
Shares
Artículos relacionados
Total
6
Share