Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

Españolismo mal entendido

Ahora que estamos en plenas Olimpiadas, yo me pregunto ¿quién se supone que reparte los carnets de españolismo? Unos cuantos que llevan con orgullo la bandera en la muñeca, en la mascarilla, etc. pero que a su vez, intentar engañar en todo lo que pueden a Hacienda, que se saltan todas las normas que no les convienen, que se llevan su dinero a los paraísos fiscales, que sólo les interesa “¿qué es de lo mío?Y a los demás que les den”. Que a base de corruptelas se han hecho de oro, esquilmando al país que dicen amar a grito pelado. Si actuar así, es lo que te hace tener el carnet de españolismo, paren por favor, que yo me apeo de ese tren.

Soy española, ni más que nadie ni menos que ningunono creo que nadie deba ser excluido por su color de piel, su raza, religión, sexo o creencias. Me siento muy orgullosa de las medallas que nos han dado dos olímpicos españoles negros, me gusta pagar a hacienda lo que me corresponde con arreglo a mis ingresos y propiedades, la pena es que no tenga que pagar mucho dinero, eso significaría que me va muy bien en la vida. Mis cuentas están en bancos españoles,creo en una sanidad universal,pública y gratuita para todos, en unos servicios sociales de calidad para todos, en una Justicia que sea igualitaria y justa para todos (aún nos queda mucho que hacer en este tema), en una educación pública, laica y gratuita.

Creo en la solidaridad de la sociedad con sus semejantes, en la empatía de las buenas personas, en un mundo más justo, más seguro y más libre para todosen que las mujeres no somos menos que ningún hombre, por el mero hecho de ser mujer, en que nadie es más que nadie por muy alto que sea el puesto que desempeñe, y nadie debe de vivir humillado por muy baja que sea su posición en la sociedad.

Para ello tenemos que contribuir todos los ciudadanos con nuestros impuestos, porque los impuestos deben revertir en el bienestar de la sociedad, y no en el bolsillo de algunos que son muy español y mucho españolista, pero sólo para lucir banderas, y gritar “yo soy español, español…” pero que no entienden, ni quieren entender que nadie puede decirle a los demás que ellos no son españoles porque sean negros, chinos,homosexuales, musulmanes, budistas o lo que les de la gana de ser.

Orgullosa de mis compatriotas, salvo algunas excepciones que no es necesario mencionar, mucho más cuando con su esfuerzo y su trabajohan demostrado que merecen pasear la bandera con orgullo, y “al que le pique, que se rasque” como muy bien dijo Ana Peleteiro. 

Total
1
Shares
Artículos relacionados
Total
1
Share