El Vaticano debate sobre familia (incluida la no tradicional)

Francisco y 150 cardenales abordan cuestiones como el divorcio o las uniones gays Su intención es adecuar la enseñanza de la Biblia sobre estos temas a la sociedad actual

"Todo pecado puede ser absuelto, todo pecado puede ser perdonado. También el divorcio". Eso opina el cardenal alemán Walter Kasper, conocido por sus posturas progresistas y quien esta mañana ha inaugurado con una ponencia de dos horas la reunión extraordinaria que Francisco y 150 cardenales celebran en el Vaticano para debatir sobre un asunto delicado: la familia. La elección por parte de Francisco de Kasper para abrir las discusiones sobre este asunto, que se prolongarán hasta mañana por la tarde, supone un claro mensaje en sí mismo, dada la visión aperturista del cardenal alemán.

El de hoy ha sido el primer encuentro del Papa con el colegio cardenalicio desde que hace 11 meses Jorge Bergoglio fuera elegido pontífice. "En estos días reflexionaremos de modo particular sobre la familia, que es la célula básica de la sociedad humana", ha declarado Francisco en su discurso de bienvenida a los cardenales "Hoy la familia es despreciada, es maltratada, y lo que se nos pide es reconocer lo bello, auténtico y bueno que es formar una familia. (…) Ayudemos a los cónyuges a vivirlo con alegría en su vida, acompañándoles en sus muchas dificultades con una pastoral inteligente, valiente y llena de amor."

La pastoral sobre familia y todo lo que la rodea –el matrimonio, la moral sexual, el control de natalidad, las parejas de hecho, las uniones gays, los divorciados en segundas nupcias…- son cuestiones fundamentales para Francisco, que quiere que se aborden desde una nueva perspectiva que sea más fiel a las enseñanzas originales de la Iglesia.

Un asunto prioritario para Francisco

La prueba de la importancia que el Papa concede a la familia es que, además de la reunión de cardenales que ha arrancado hoy para analizar este asunto, Francisco ha convocado en octubre a todos los obispos del mundo al Vaticano para discutir sobre ese tema. Y en 2015, probablemente de nuevo en octubre, los obispos de todo los rincones del planeta tendrán una nueva cita en Roma para hablar de la pastoral familiar.

En todas esas reuniones, incluido el consistorio extraordinario de cardenales que ha arrancado hoy, el documento base de trabajo serán los resultados de los sondeos que el Papa encargó hace unos meses a las distintas conferencias episcopales que llevarán a cabo un sondeo entre sus fieles para saber lo que opinan los católicos de a pie sobre las enseñanzas de la Iglesia respecto al matrimonio, la moral sexual, el control de natalidad y otras asuntos candentes relacionados con la pastoral familiar. Criticada por sectores conservadores, que consideran que esa encueta sienta un peligroso precedente, la encuesta también incluía preguntas considerados 'tabú' como como los divorciados casados en segundas nupcias, las parejas de hecho o las uniones gays.

Los resultados de esa encuesta arrojan según todos los indicios un panorama desolador para la Iglesia, ya que muestran que muchas de sus enseñanzas son rechazadas directamente por buena parte de los fieles. Las principales divergencias entre lo que dice la Iglesia y lo que piensan y hacen los católicos tienen que ver con "la convivencia antes del matrimonio, divorciados vueltos a casar, control de natalidad y homosexualidad", según el informe del sondeo redactado por el episcopado alemán.

"El amor y la sexualidad por un lado, y la procreación, por otro, son cada vez más entendidos como dos circunstancias diferentes y separadas", escribieron en su documento, publicado en internet, los obispos alemanes. "Muchos aspectos de la moral sexual de la Iglesia, sobre todo sobre métodos de contracepción y sexualidad extra matrimonial, no son entendidos por la mayoría de los bautizados y/o no están de acuerdo con ellos".

El Papa desea que todos esos argumentos se aborden con una mirada fresca pero a la vez profunda y basada en las enseñanzas de la Biblia. "Trataremos de profundizar en la teología de la familia y en la pastoral que debemos emprender en las condiciones actuales. Hagámoslo con profundidad y sin caer en la casuística, porque esto haría reducir inevitablemente el nivel de nuestro trabajo", pidió ayer Francisco.

Bergoglio con cardenales

Asistentes a la reunión extraordinaria de cardenales inaugurada hoy. FABIO FRUSTACI EFE

 

Archivos de imagen relacionados

  • Bergoglio con cardenales
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...