El secretario de Culto de Argentina asiste a los actos en honor a la Virgen del Rosario y habla de la nueva ley de libertad religiosa a favor de todas las confesiones

El secretario de Culto de la Nación visitó en la víspera la provincia para asistir a la fiesta de la Virgen del Rosario de Río Blanco y fue invitado a una reunión organizada por lnadi y Dirección de Culto.Es que en el país trabajan en un proyecto de ley de libertad religiosa, para el reconocimiento de instituciones de ese perfil de modo que no tengan que inscribirse como asociaciones.

El secretario de Culto de la Nación Alfredo Abriani anunció ayer en Jujuy que trabajan en un proyecto de ley de libertad religiosa, para el reconocimiento de instituciones religiosas de modo que no tengan que inscribirse como asociaciones. También trabajan en la redefinición del sistema de sostenimiento del culto, a través de los colegios confesionales. Sobre la aplicación de la ESI dijo que no están de acuerdo en modificar el artículo 5º, sino que se dicte de acuerdo a la ley y a la realidad institucional.

El funcionario llegó a Jujuy a participar de la fiesta de la Virgen del Rosario de Río Blanco y Paypaya, y fue invitado a la reunión organizada por Inadi y la Dirección de Culto para reflexionar sobre los valores en la Argentina junto a líderes religiosos de la provincia.

¿En qué están trabajando actualmente a nivel nacional?

-En el proyecto de ley de libertad religiosa que esperamos el Presidente pueda firmar y enviar al Congreso próximamente. El proyecto de ley de libertad religiosa tiende por un lado a regular el ejercicio individual de la libertad religiosa, y por el otro el ejercicio colectivo institucional. Pero lo más importante es que va a impactar en las instituciones religiosas, distintas a la Iglesia católica. Como se sabe la Iglesia católica es una persona de derecho público y tiene un estatus diferente, y las demás instituciones tienen que inscribirse como instituciones civiles. Pero a partir de la reforma del Código Civil y Comercial que entró en vigencia en 2015, el artículo 148, inciso E del nuevo Código contempla una personería especial, la personería religiosa, las instituciones o comunidades religiosas. Esa personería ahora hay que regularla, y ese es el sentido en esta ley. Tiene que ver con la figura y el reconocimiento por parte del Estado de las instituciones religiosas, como lo que son y que no tengan que andar disfrazándose de asociaciones civiles, donde se les exige requisitos y papelerío que nada tiene que ver con el funcionamiento de una iglesia. Evitaría esa doble inscripción que tienen hoy en la Secretaría de Culto y en la Inspección General de Justicia, que me parece que no corresponde; y pasarían a tener que inscribirse solamente en la Secretaría de Culto. Serían requisitos muy similares que se exigen hoy para el registro de culto, un estatuto, un libro sagrado, cantidad determinada de fieles, un domicilio en el territorio del país.

¿Cómo se está trabajando en torno a la quita de subsidios a las iglesias a nivel nacional?

-Es un tema que venimos trabajando amistosamente con la Iglesia desde mediados del año pasado. La Iglesia le planteó al Gobierno que quería avanzar en modificar el sistema de sostenimiento que nos rige actualmente y desde ese momento nos pusimos a trabajar para ver de qué manera, en conjunto, contemplando las necesidades de todas las comunidades religiosas podemos redefinir el sistema de sostenimiento del culto que rige hoy en la República Argentina, y que sea abarcativo para todas las comunidades. La Iglesia también ha planteado la intención de ir resignando gradualmente a los distintos conceptos que hacen al sostenimiento del culto. No hay tiempos, queremos trabajarlo bien, en sintonía con todas las comunidades religiosas. Estamos paralelamente desarrollando desde el Estado herramientas de las cuales puedan valerse tanto la Iglesia como las otras comunidades religiosas para poder sostener el culto; como fue una resolución conjunta que dictamos entre el Ministerio de Relaciones Exteriores y el Ministerio de Educación de la Nación. Habilita a los colegios que dependen de alguna institución religiosa, a percibir un plus en concepto de sostenimiento del culto, que es voluntario no obligatorio, que pueden pedirles a los padres de los chicos que acuden a ese establecimiento educativo. Corre por cada institución religiosa, yo sé que la Iglesia católica en algunas diócesis, en algunas escuelas empezó a implementarlo pero estamos conscientes de que son procesos muy largos, requieren tiempo. Así que hay que respetar los tiempos de las instituciones religiosas y los tiempos de la Iglesia.

¿Hay algún trabajo o acercamiento respecto de la crítica de la Iglesia a la Educación Sexual Integral (ESI)?

-Sí, desde la Secretaría de Culto recibimos algunas inquietudes, por parte de comunidades religiosas. La Educación Sexual Integral está establecida por ley desde el 2006 en la República Argentina. El Gobierno cree que esa ley dictada en 2006 no tiene que ser modificada, porque hubo un intento el año pasado de modificar el artículo 5º de la Ley de educación sexual integral, que es el que prevé la posibilidad de los colegios de dictar esa materia, pero de acuerdo al ideario institucional de cada establecimiento. Hubo un intento de algunos diputados de modificar ese artículo 5º, nosotros desde el Gobierno nacional no creemos que haga falta, al contrario, valoramos el rol que tienen los padres y la familia en la educación de sus chicos. Creemos que cada colegio, sea público o privado, y dentro de los privados los confesionales, tiene la posibilidad de dictarla de acuerdo a la ley pero también de acuerdo a su realidad institucional, y eso tiene que ser respetado.

-Siendo un Estado laico, ¿hay posibilidad de que se saquen los crucifijos en las instituciones como sucedió en Salta en los juzgados?

– Sí hay algunos proyectos de ley que aparecen cada tanto con ese objetivo. Creo que hoy no hay ninguno que obligue el retiro de las imágenes, y hay que respetar también el hecho religioso. Este es un Gobierno que valora el hecho religioso y como lo valoramos queremos que sea respetuoso de todas las confesiones religiosas, y dar lugar en la sociedad a todas las confesiones religiosas. Y las imágenes son una expresión de la fe, entonces es un equilibrio muy delicado el que hay que hacer porque también hay otras confesiones y tenemos que convivir pacíficamente en la sociedad. Es cuestión de conversarlo. Lo importante es dialogar para no ofender a nadie, pero también no se puede negar que sobre todo acá en el Norte del país, la presencia de la Iglesia católica y el catolicismo es muy fuerte y tiene que ser respetado eso también.

¿Cómo se tomó esto del mensaje del obispo de Salta al Presidente, de que se lleva la imagen de los rostros de la pobreza?

-Yo estuve con el Presidente, lo acompañé a Salta a participar de la misa por el Señor y la Virgen del Milagro, fue una celebración lindísima, el Presidente participó como un peregrino más con mucha devoción y con mucha humildad. Creo que la frase fue sacada de contexto, hay que escuchar los tres minutos y medio del mensaje del obispo después de la misa, y ahí va a ver que está descontextualizada. Así suelta podría parecer una frase fuerte pero no fue la intención del obispo generar lo que se generó, se lo dijo al Presidente desde el afecto, desde el cariño, y para comprometerlo a continuar trabajando por los pobres en la República Argentina. De ninguna manera entendemos desde el Gobierno que haya sido una queja, una crítica, al contrario. El Presidente está muy contento de haber participado de la fiesta del Señor y la Virgen del Milagro, y está muy agradecido con la bienvenida que le dieron los salteños.

¿Por qué cree que el Papa no vino en estos últimos años a la Argentina, y por qué se lo quiere vincular con el kirchnerismo?

-No coincido con esa mirada, el Papa tampoco vino durante los años del kirchnerismo. Me parece que el Papa ahora está abocado a una tarea inmensa, una tarea universal, y él va a saber elegir cuál es el mejor momento para visitar la Argentina. Hay que confiar en su prudencia y en su inteligencia para decidir cuál es el mejor momento.

¿Cómo se está trabajando con respecto a la temática de pedofilia vinculada en la curia, por algunos casos en el país? ¿Hay algún tratamiento al respecto?

-Es un tema que no es competencia del Estado nacional, ese es un tema que está trabajando la Iglesia. El Papa hizo una lectura muy importante con los presidentes de las conferencias episcopales, pidiéndole que instruyan a las conferencias episcopales y a sus colegas para trabajar en esto que es una problemática.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...