Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

El salón social de Topares se lo inmatriculó el Obispado en 2014, con la Ley Hipotecaria

Diario de Almería ha tenido acceso a la nota simple en la que reza que “el inmueble destinado a Salón Parroquial y a otros usos religiosos fue adquirido por inmatriculación en virtud de certificación  de fecha 3 de abril de 2014 expedida por el obispo de Almería.

El salón social-bar cuya titularidad defiende el Obispado de Almería que es suya, fue adquirido por la Iglesia a través de la Ley Hipotecaria aprobada en 1998 durante el gobierno de José María Aznar y que se prolongó hasta el año 2015. Diario de Almería ha tenido acceso a la nota simple de dicha finca urbana en la que reza que “el inmueble, destinado a Salón Parroquial y a otros usos religiosos, fue adquirido por inmatriculación en virtud de certificación de fecha 3 de abril de 2014 expedida por el obispo de Almería”.

Hasta ahora, el Obispado había mantenido que esa escritura era muy anterior a esta Ley. El propio vicario general, Ignacio López, aseguró a este periódico que esta escritura del salón social no tenía nada que ver con el tema de las inmatriculaciones y hacía alusión a que la referencia en el Catastro sobre esta finca era del año 1993. En un escrito publicado en el propio portal web de la Diócesis de Almería, el vicario escribe textualmente: “Todos estos locales siempre han pertenecido al Obispado, algo que nunca se había discutido en el pueblo hasta este pasado verano, ya que la propiedad aparece en el Catastro, al menos, desde 1993. Mucho antes de la reforma del Reglamento Hipotecario (Real Decreto 1867/1998, de 4 de septiembre), ley que permitió las famosas inmatriculaciones hasta el año 2015. Por tanto, el Registro de la Propiedad, a día de hoy, reconoce al Obispado de Almería como propietario de dichos salones y por tanto administrador de los mismos”

El presidente de la Hermandad de Ánimas de Topares, Alfonso Serrano, asegura que “jamás ese salón ha tenido uso religioso ni ha sido salón parroquial” y recalca que lo que allí hay es un bar y un salón donde se hacen las fiestas del pueblo y actividades culturales y de ocio tales como teatros, encuentros de cuadrillas y partidas de dominó, entre otras… En este sentido, explica Serrano, “con este documento se acredita que el Obispado se ha adueñado del local, un inmueble que no es suyo pero que se lo ha escriturado a su nombre, como tantos otros no en Almería sino en toda España”.

La Hermandad, en representación de los vecinos de Topares, anuncia que mantendrá su lucha hasta el final, con el firme convencimiento de que están en posesión de la verdad. Insisten en que esos locales los construyó el pueblo, los vecinos. Unos aportaron dinero, otros horas de trabajo y jornales y otros lo que pudieron para que el pueblo tuviera un lugar donde reunirse y poder hacer sus fiestas. 

Mañana se sientan las partes para dialogar 

Mañana tendrá lugar la reunión en la que las partes, Obispado por un lado, y vecinos y Hermandad por otro, se sentarán para exponer cada uno sus argumentos y tratar de llegar a un acuerdo o entendimiento. Si la cita dará acabará con el conflicto se verá a mediodía. En la mesa se sentarán los letrados de ambas partes, así como el vicario general, Ignacio López, el ecónomo del Obispado de Almería, el presidente de la Hermandad de Ánimas de Topares, el alcalde pedáneo y la primera teniente alcalde del Ayuntamiento de Vélez Blanco.

Total
16
Shares
Artículos relacionados
Total
16
Share