Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.
Hueco de la hornacina que albergaba la imagen de la Virgen. / LP

El proyecto de reforma del museo contempla dejar la Mare de Déu en el Ayuntamiento de Valencia

La documentación que sirvió para las obras prevé una hornacina idéntica a la demolida y no ve conflicto con el acceso a las salas

Tanto el proyecto museográfico de la remodelación integral del Museo Histórico Municipal como la actualización del mismo contemplan la construcción de una hornacina destinada para albergar la imagen de la Virgen de los Desamparados, con lo que no se entiende la «conclusión técnica» alegada por la concejalía de Patrimonio y Recursos Culturales de trasladar la pieza fuera de la sede consistorial, seguramente al Museo de la Ciudad.

Como publicó LAS PROVINCIAS, esta fue la respuesta dada al grupo popular, donde dejaba abierta el pasado noviembre la decisión de exponer la llamada «Virgen de los funcionarios» que rememora el lugar donde fue escondida la original en la Guerra Civil en el Palacio del Marqués de Campo, o en otro edificio municipal por concretar. De momento se encuentra en la primera ubicación, curiosamente cerrada también por obras de reforma.

Por el contrario, en la propuesta del diseñador Daniel Nebot realizada en 2016 y utilizada como referente en el proyecto de abril de 2021 se contempla la construcción de una nueva hornacina, unos metros al lado de donde se expuso la imagen de la Mare de Déu desde el final de la Guerra Civil. Incluso se habla del presupuesto de esta obra en concreto en la planificación de costes, que apenas supera los mil euros.

La Virgen se exponía en el pasillo situado entre el Salón de Cristal y el hemiciclo por ser el lugar donde se construyó una pared que sirvió para ocultar la imagen rescatada de la Basílica de la Virgen, asaltada por las milicias en los primeros días del alzamiento franquista.

La portavoz del PP en el Ayuntamiento, María José Catalá, afirmó que la documentación «demuestra que el traslado de la Virgen fuera del Ayuntamiento responde a criterios ideológicos y no a cuestiones técnicas como el gobierno de Ribó argumenta».

«Compromís y el PSPV deberían abandonar sus prejuicios y sus caprichos ideológicos y respetar la historia de nuestra ciudad» señaló Catalá. «Se han empeñado en borrar una parte de nuestras señas de identidad y arrinconar símbolos intocables de esta ciudad. Lo han hecho imponiendo las magas republicanas y ahora queriendo echar fuera del Consistorio a la Virgen que rememora un hecho histórico como fue la protección de la Mare de Déu durante la Guerra Civil», afirmó la edil.

«Fue un alcalde republicano quien salvó a la Virgen durante la Guerra Civil, y ahora es un alcalde también republicano quien la quiere trasladar. Denota la poca altura de miras de Ribó», añadió la portavoz del Partido Popular.

La edil dijo que llevará una moción al próximo pleno para impedir el traslado definitivo. «Los informes técnicos demuestran que la Virgen se puede quedar en el Consistorio, así que la izquierda deberá retratarse y votar si quieren sacarla de el Ayuntamiento o no. Desde el PP, lo tenemos claro, sí o sí se debe de quedar», finalizó.

Total
8
Shares
Artículos relacionados
Total
8
Share