El Papa lanza una cruzada ideológica

El Vaticano ha lanzado la exhortación Sacramentum Cariatis, un documento en el que se recoge el trabajo de 256 obispos reunidos en torno a Benedicto XVI el pasado año. Más allá de las reflexiones teológicas, el texto habla de una laxitud que ha derivado en leyes “socialmente corrosivas” e insta a los obispos de todo el mundo a un cristianismo militante tanto en el “testimonio de la propia fe” como en la defensa de valores “innegociables”, entre los que figuran la enseñanza católica y la oposición a las uniones homosexuales, la eutanasia, el divorcio o el aborto. La Iglesia española ya se ha destacado en la defensa visceral de muchos de estos postulados.

Aunque de fuerte contenido teológico, muy en la línea de la afición del actual Papa por las reflexiones doctrinales, el documento Sacramento Cariatis hace un llamamiento a los obispos para cerrar filas en la defensa de determinados valores, muchos de ellos relacionados con el llamamiento a un cristianismo activo. Como recoge El País, el texto privilegia la calidad, concienciación y activismo de los católicos sobre su número.

Valores “innegociables”
Así, el Papa señala que el culto a Dios “nunca es un acto privado: al contrario, exige el testimonio público de la propia fe”. Más allá de esta profesión de fe, los obispos están llamados a un activismo cristiano que debe posicionarse en lo político en torno a cuestiones que califican de “innegociables”, entre las que se encontrarían cuestiones como el aborto, la eutanasia, el divorcio, las uniones homosexuales o la defensa de la enseñanza religiosa.

Más espiritualidad y menos humanismo
Las conclusiones del texto dejan ver claramente algunas de las obsesiones papales, como su denuncia de la posmodernidad y de la laxitud moral que habría derivado en leyes “socialmente corrosivas”.

Las líneas maestras del pontificado de Ratzinger se interpretan en buena medida como un intento de volver a valores anteriores al Concilio Vaticano II, el intento modernizador de la Iglesia, y en este sentido se ha vuelto a apuntar hacia la recuperación del latín en las misas o el gregoriano, primando estos instrumentos sobre actos más “populares” de propaganda, como acompañamientos musicales de corte moderno.

Represalia significativa
El día anterior a que se conociera este llamamiento a los obispos se hizo pública la sanción a un teólogo de la liberación, Jon Sobrino, un movimiento que nació del espíritu del concilio y que llamaba a acercar la Iglesia a los más pobres.

España, alumnos aventajados
En buena medida la proclama papal puede interpretarse como un toque de atención a los Gobiernos de España e Italia, el primero por aprobar los matrimonios homosexuales y el segundo por tratar de promulgar una ley de uniones civiles que también contemplaría las del mismo sexo, pero que está encontrando fuertes dificultades por la oposición católica.

En cualquier caso, los obispos españoles ya se han destacado por su movilización virulenta en aspectos ahora recogidos por el Papa, como la interpretación que hacen del cristianismo militante a la hora de llamar a los padres a objetar ante la asignatura Educación para la Ciudadanía.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...