Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

El nacionalcatolicismo de la mano del PP

En el año 2006 fue aprobada la asignatura Educación para la Ciudadanía cuya enseñanza tenía como objetivos primordiales favorecer el desarrollo de personas libres e íntegras a través de la consolidación de la autoestima, la dignidad personal, la libertad y la responsabilidad y la formación de futuros ciudadanos con criterio propio, respetuosos, participativos y solidarios para que puedan ejercer la ciudadanía de forma eficaz y responsable.

Desde el primer momento fue objeto de una feroz campaña promovida por los sectores más retrógrados de la sociedad encabezados por la Iglesia Católica con la ayuda inestimable del Partido Popular -¿o era viceversa?-. Argumentaban que el Estado asumía la educación moral de los individuos y que, de esta forma,  sustraían  a los padres el derecho a decidir dicha educación para sus hijos. La viceconsejera de Educación de la Comunidad de Madrid, Alicia Delibes, llegó a decir que “la izquierda pretende conducir la voluntad de los niños y moldear sus conciencias”.

No obstante, la contestación más surrealista a esta asignatura vino de parte de la Generalitat Valenciana que decidió por su cuenta y riesgo que la asignatura se impartiese en lengua inglesa. La batalla en los tribunales estaba servida entre las distintas Administraciones públicas y no ha sido hasta el 22 de noviembre de 2011 cuando el Tribunal Supremo se pronunció definitivamente en contra de esta aberración.

De cualquier forma toda esta lucha ha sido inútil. Una mayoría de españoles que acudieron a las urnas el 20N -dos días antes de esta sentencia- decidieron que el Partido Popular rigiese los destinos del país y una de sus prioridades ha sido la desaparición de esta asignatura a cambio de dotar de mayor relevancia a la de Religión.

Y en éstas estamos. La Generalitat Valenciana ha vuelto a significarse y a través de la Consellería de Educación está impartiendo -financiados con dinero público- cursos de temática religiosa para una mejor formación del profesorado que redunde en beneficio de los escolares a los que transmitirán estas enseñanzas. Uno de los que ha gozado de mayor predicamento -las solicitudes han superado las plazas ofertadas- es el titulado “Apariciones y milagros de Nuestra Señora”, que se impartirá -si dios no lo remedia- del 7 de febrero al 4 de marzo en el obispado de Orihuela-Alicante.

Ya era hora de que España, de la mano del Partido Popular aupado al poder por sus votantes, recupere de forma acelerada los principios del nacionalcatolicismo que tantos días de gloria nos reportó durante casi medio siglo. Aunque una cosa está clara -que lo cortés no quita lo valiente- ¡lo que disfrutarán los niños aprendiendo los más enrevesados misterios paranormales del catolicismo!

Donde se pongan las historietas de histéricos pastorcitos deslumbrados por fulgurantes apariciones de vírgenes que anuncian, entre otras lindezas, la conversión de Rusia que se quiten las enseñanzas de derechos y obligaciones cívicas o la formación en valores como el respeto y la solidaridad. Y, además, ¡menudo embrollo lo de tener criterio propio cuando otros lo pueden tener por uno! Nada, a obnubilarse con vírgenes milagreras que la realidad ofrece pocas satisfacciones y es cosa de “rojos” y de “perroflautas”.

Gerardo Rivas Rico es licenciado en Ciencias Económicas

Total
0
Shares
Artículos relacionados
Leer más

Madre como Dios manda

La presidenta de la Comunidad de Madrid quedará este viernes investida en su segundo mandato. En el debate de…
Total
0
Share