Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

El Gobierno de Navarra elimina definitivamente la recepción de la imagen del Ángel de Aralar en la sede del ejecutivo foral, el Palacio de Navarra

El Ayuntamiento de Pamplona, gobernado por Navarra Suma, se queda como la única institución pública que recibe a la imagen religiosa.

Entre las tradiciones religiosas navarras está que cada año en la semana siguiente a la Pascua de Resurrección llegue a Pamplona la figura de San Miguel de Aralar, y que recorra diferentes lugares de la capital, entre parroquias, colegios y entidades de distintos tipos, incluido el Palacio de Navarra donde era, hasta ahora, recibido por el Gobierno navarro.

El Palacio de Navarra, sede del ejecutivo foral, no recibirá este miércoles al Ángel de Aralar, la imagen de San Miguel que es trasladada esta semana a la capital coincidiendo con el final de la Semana Santa. A pesar de haber recibido solicitud para visitarlo, el ejecutivo foral ha decidido no recibir a la figura, dejando al Ayuntamiento de Pamplona como única entidad pública en mantener ese acto.

El año pasado fue el primero desde la II República en el que la estatua de madera recubierta de plata no es recibida en el Palacio de Navarra en la semana que recorre distintos puntos de Pamplona. Entonces, después de que la SER avanzara que se había eliminado esta recepción, el portavoz del Gobierno, Javier Remírez, apuntó a que se debía a la situación pandémica que obligaba «a reducir al mínimo este tipo de actos», como la recepción a la imagen. «Veremos qué se decide si hay una petición formal al respecto», señaló el 14 de abril del año pasado, ante la pregunta sobre si la eliminación de esta recepción era definitiva o se debía sólo a la situación pandémica. Finalmente, tal y como ha sabido la SER, el Palacio de Navarra ha decidido declinar esa solicitud de visita que se había producido este año.

Hasta 2020, la imagen de San Miguel de Aralar era recibida en la sede del ejecutivo con el protocolo reservado a los jefes de Estado. El Gobierno, luciendo las medallas que se utilizan en ocasiones especiales como el Día de Navarra, esperaba al capellán de Aralar y sus acompañantes en la puerta principal del Palacio, junto al rey de Armas, los maceros y los timbaleros, que interpretaban el Himno de Navarra mientras la comitiva subía las escaleras principales del recinto. La visita del Ángel era la única ocasión anual en la que se utilizaba la capilla del Palacio de Navarra para celebrar una misa. Se trata de un recinto anexo al Salón del Trono que habitualmente suele estar oculto tras una cortina.

El Palacio de Navarra es la primera institución que decide rechazar esta visita de manera expresa. En el caso del Parlamento, fue en 2017 cuando el capellán de Aralar, Mikel Garciandia, decidió no acudir a la cámara ante el debate que generaba entre los grupos, ya que la Junta de Portavoces había debatido ya durante varios años la eliminación de esa recepción. Primero IE, y posteriormente también PSN, EH Bildu y Podemos, consideraban que el legislativo no debía realizar eventos de carácter religioso. En 2016, la efigie sí fue recibida en el Parlamento, pero se trasladó el acto a la sala institucional en vez de al hemiciclo, que se reserva para actos solemnes habitualmente y que era donde se le recibía hasta entonces.

La figura de San Miguel sale cada año del santuario románico en la sierra de Aralar coincidiendo con la festividad católica de Pascua de Resurrección. Durante tres meses recorre casi 300 localidades de la comunidad. En Pamplona llega el lunes siguiente a la semana de Pascua y permanece 7 días en los que visita iglesias, conventos, residencias, centros escolares e incluso hospitales. El ayuntamiento de Pamplona, gobernado por Enrique Maya (Navarra Suma) es ya la única institución que lo recibe. En la recepción de este martes, el alcalde y concejales de todos los grupos municipales (Navarra Suma, EH Bildu, PSN y Geroa Bai) han participado en el acto en el que el regidor ha pedido a la imagen «que acabe con esta durísima guerra de Ucrania»

Total
2
Shares
Artículos relacionados
Total
2
Share