Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

El fiscal tilda de “sectaria” la denuncia contra el profesor del jamón

La Fiscalía de Algeciras (Cádiz) remitió ayer al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de La Línea de la Concepción el escrito en el insta al archivo de las diligencias abiertas por la denuncia de un alumno musulmán del instituto Menéndez Tolosa contra el profesor José Reyes Fernández, a quien acusó de actitud racista porque explicó en clase de geografía las bondades del clima de Trevélez para curar el jamón.

El fiscal jefe de Algeciras, Juan Cisneros, pide "el archivo inmediato y sin más trámites" de la denuncia "por no existir el más mínimo indicio de la existencia de ningún tipo de infracción penal". En su escrito, Cisneros asegura que, "la jurisdicción penal es algo muy serio y su utilización no puede quedar al capricho de nadie, cuando no existe justificación jurídica para ello".

Para el Ministerio Público, "la postura inicial del menor (…) es caprichosa, abusiva, sectaria e inadmisible, porque no de otra forma puede calificarse el hecho de que un alumno pretenda censurar el contenido de la docencia que se le está impartiendo, imponiendo su voluntad a la de su profesor y a la del resto de sus compañeros".

Otras instancias

Según Cisneros, "escuchar una referencia indirecta al jamón en el marco de una clase de geografía en nada violenta a los practicantes de la religión musulmana y, menos aún, convierte al profesor en racista, xenófobo o algo parecido". "Si tras esa postura, el profesor tuvo una reacción inadecuada, tendrá que denunciarse y valorarse ante las autoridades educativas, que tiene instrumentos suficientes para dar cauce a este tipo de quejas", dice el escrito del fiscal, quien censura que estas cuestiones intenten resolverse en el ámbito penal.

Para la Fiscalía resulta preocupante la repercusión pública que el asunto ha tenido, "no por la relevancia en sí, sino porque no se justifica que ciertos datos personales del menor se hayan hecho públicos, máxime cuando son irrelevantes de cara al núcleo central del debate". "La intimidad del menor denunciante, como la de todos los menores, debe ser objeto de una protección de especial intensidad", dice el escrito del fiscal.

Total
0
Shares
Artículos relacionados
Leer más

Escuela y Memoria

Reseña del libro de Enrique Javier Díez Gutiérrez ‘La asignatura pendiente’ (Plaza Valdes Editores, 2020) El autor revisa…
Total
0
Share