El episcopado argentino exige al sacerdote condenado que pida perdón

"Los católicos esperamos que Christian Von Wernich se arrepienta y pida perdón". El portavoz del episcopado argentino, Jorge Oesterheld, llamó ayer al excapellán policial, condenado a prisión perpetua por crímenes de lesa humanidad, a un acto de contrición. Pero es más fácil que pase un camello por el ojo de una aguja que Von Wernich reconozca las acusaciones de asesinato, tortura y secuestro "en el marco del genocidio". Tras la conmoción política que provocó el dictamen, la Iglesia aseguró estar "conmovida por el dolor que nos causa la participación de un sacerdote en delitos gravísimos, según la sentencia".

Los obispos subrayaron que "si algún miembro de la Iglesia" hubiera avalado "con su recomendación o complicidad" alguno de esos hechos, "habría actuado bajo su responsabilidad personal, errando o pecando gravemente contra Dios".
Horacio Verbitsky, presidente del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), lamentó que el mensaje eclesial no haya sido más explícito. "No nombra al cura, no asume los delitos, sino que los remite al fallo de la justicia. Atribuye también los crímenes cometidos a una cuestión personal del religioso", dijo.
Estela de Carlotto, de las Abuelas de Plaza de Mayo, también calificó de insuficiente el mensaje. El juicio contra Von Vernich volvió a poner en un primer plano el tema de la complicidad de sectores eclesiales con la represión de la última dictadura (1976-83).
En este contexto, el presidente, Néstor Kirchner, aseguró que el fallo condenatorio del excapellán fue "ejemplar". "El martes fue un día importante para consolidar la democracia argentina. Se está reconstruyendo la justicia en nuestro país", señaló.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...