EL colectivo León Laico censura los recortes sociales del gobierno que han provocado la convocatoria de la huelga general del 29-S

Apuestan por alternativas como la reducción de las asignaciones a la Iglesia Católica

EL colectivo León Laico censura los recortes sociales del gobierno que han provocado la convocatoria de la huelga general del 29-S y exige cumplir con la alternativa presentada por numerosos economistas para evitar la perdida de derechos sociales.

Entre las alternativas progresistas presentadas para recortar 15000 millones de euros se encuentra la reducción de las asignaciones a la Iglesia Católica y terminar con esos “Liberados de Dios” que cobran directamente del erario público y no son criticados por Esperanza Aguirre.

Entre las cifras ofrecidas como alternativas al hachazo del gobierno a los derechos sociales se encuentra la eliminación de la casilla en el IRPF a favor de la iglesia Católica, 250 millones de euros, y eliminar el Profesorado de religión que hace proselitismo den los Centros Públicos de Enseñanza, 650 millones de euros. Con que la Iglesia se haga cargo de estos salarios y renuncie al regalo del IRPF se puede reducir en casi un 10% los recortes impuestos por el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

Mucho se está hablando de las liberaciones sindicales, trabajadores que defienden a sus compañeros y continúan ligados a las empresas que les pagan, pero poco se habla de esos “Liberados de Dios” que están directamente vinculados a la Iglesia Católica pero cobran de los presupuestos de cada Comunidad Autónoma. Los primeros defienden la negociación colectiva y sirven de protección contra los abusos del patrono y el fraude generalizado en la contratación, los segundos dan catequesis a costa del erario público. Pero estos segundos están libres de crítica y continúa su labor de imponer moral muchas veces contra el modelo democrático y la igualdad de derechos, los primeros molestan porque impiden la imposición definitiva de un modelo de contratación sin derechos, digno del siglo XIX.

El Colectivo León Laico censura que los recortes sociales afecten en exclusiva a las víctimas de la crisis y sus derechos pero no se toque un gasto superfluo, innecesario y contraproducente como es financiar a la iglesia Católica y pagar religiosamente a sus liberados que disfrutan de todos los privilegios de trabajar en la función pública mientras la erosionan cada día un poco con su mensaje medieval.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...