Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

El cardenal Cañizares reivindica a Juan Carlos I: “Hay que respetarle si queremos que haya futuro”

El arzobispo de València dice que la Ley de la eutanasia “secunda directrices de un nuevo orden mundial” que lucha contra “el fantasma ‘ideado’ de la superpoblación con el ‘remedio’ de eliminar vidas”

El cardenal Antonio Cañizares ha vuelto a teñir de alegato político su mensaje navideño para despedir 2020 y felicitar el año nuevo. En esta ocasión ha sido para ensalzar la monarquía, tanto de la figura del rey Felipe VI como de su padre Juan Carlos I, con su prestigio cuestionado por presuntos casos de corrupción, aunque sin nombrarlo explícitamente.

En su carta a los fieles ha mostrado su apoyo al discurso de Navidad de Felipe VI, a quien califica de “¡gran rey!”, y asegura que sus palabras “fueron muy sabias” y que “sin duda las ha aprendido desde su niñez también de unos grandes maestros, sus padres a los que en justicia hemos de reconocer lo que hicieron por España y respetarlos si queremos que haya futuro”.

Por otro lado, Cañizares también ha dejado entrever un mensaje conspiranoico al asegurar que 2020 ha sido un año “tan difícil y duro, con la amenaza del nuevo orden mundial que, con todos los medios, los suyos, intenta con el espectro o fantasma ‘ideado’ de una superpoblación y con el ‘remedio’ a ese espectro de eliminar vidas, y así dominar y vencer al mundo”.

En este punto enlaza con dos de los mantras que el purpurado ha usado de ariete durante los últimos meses para cargar contra el gobierno de PSOE-Unidas Podemos, como son la Ley de eutanasia y la Ley de Educación. De la primera afirma que es una “ley inicua, perversa, criminal y asesina”; esta, junto a la ley Celaá, afirma que “secunda directrices de un nuevo orden mundial que está en contra de la libertad, la familia, la vida, la educación integral de la persona humana y a favor de ideologías y consignas para el mundo donde reine el olvido de Dios, y el hombre, sometido, sea un muñeco en manos de esos poderes infernales, y no hombres libres, críticos, conscientes y creadores, como corresponde”.

Total
2
Shares
Artículos relacionados
Total
2
Share