El arzobispado reacciona ante la campaña atea en los autobuses

No creyentes pagan anuncios que piden «gozar de la vida» ya que «Dios no existe» Sistach aduce que la fe no impide el disfrute «honesto» de la existencia

La campaña publicitaria en favor del ateísmo que se inició en Londres el pasado octubre ha llegado a Barcelona. A partir del próximo día 12, dos autobuses de TMB circularán por la ciudad en varias líneas y durante dos semanas con un anuncio pagado que proclamará: "Probablemente Dios no existe. Deja de preocuparte y goza de la vida". Junto con la iniciativa, promovida por seis entidades de librepensadores y no creyentes, también ha llegado la polémica. El arzobispado de Barcelona, que encabeza el cardenal Lluís Martínez Sistach, respondió ayer en un comunicado manifestando que para los devotos de Dios, la fe en su existencia "no es motivo de preocupación, ni es tampoco un obstáculo para gozar honestamente de la vida".
La fe católica, continúa el pronunciamiento de la jerarquía barcelonesa, es un "sólido fundamento" para vivir la vida "con una actitud de solidaridad, de paz y con un sentido de trascendencia".

ORIGEN BRITÁNICO
La singular y provocadora campaña se llevó a cabo en vehículos de transporte público de Londres gracias a la inversión publicitaria de un grupo de ateos configurado por miembros de una asociación humanista. La acción fue subvencionada con fondos de particulares y consiguió recaudar hasta 10.000 euros para divulgar el mensaje antirreligioso. Posteriormente, la iniciativa se amplió a Birmingham, Edimburgo y Manchester.
Ahora será Barcelona la primera ciudad española en sumarse a la campaña. El anuncio se colocará a ambos lados de los vehículos en los rectángulos que gestiona la empresa que tiene la exclusiva de la publicidad en los autobuses de TMB. Si se consiguen reunir suficientes fondos, el anuncio con la misma proclama que se verá en los próximos días en las calles de Barcelona podría exhibirse igualmente en la red de autobuses de Madrid, según han explicado los organizadores.
Para los promotores, la campaña quiere "sensibilizar a los ciudadanos ateos, no creyentes y librepensadores en general sobre la necesidad de hacerse visibles". Las seis entidades promueven la acción al "sentirse orgullosas de sus convicciones" y con la finalidad de reivindicar "los mismos derechos y libertades que se reconocen a otros ciudadanos por el mero hecho de poseer o manifestar unas creencias religiosas".

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...