Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

El alcalde (PP) de Alicante inaugura el belén municipal instalado en la plaza del Ayuntamiento

Sin falsa modestia, Luis Barcala, alcalde del PP, bautizó al pesebre como «el mayor nacimiento del mundo» y celebró que cuarenta familias se «beneficiaran» con su construcción. La oposición municipal, como cumple, critica el alto coste que para las arcas municipales tiene armar tan mastodóntico belén. «Alicante cuenta con otro Récord Guinness: una lista de espera de diez meses para conseguir cita en los centros sociales», denunció Vanessa Romero, edil de Unides Podem.

El cayado de San José mide casi 19 metros. La Virgen María roza los doce y el Niño Jesús supera los tres. Con un belén de medidas tan desmedidas -un volumen total de 56,02 metros- la ciudad de Alicante se ha ganado su lugar en el libro Guinness de los Récords. Creado por los mismos artesanos que realizan los ninots para las hogueras de San Juan, con su flamante ‘megabelén’ hurtan la marca de gigantismo ‘belenístico’ a la mexicana ciudad de Monterrey, que lo ostentaba desde 1991.

En la plaza del Ayuntamiento alicantino, impulsor del proyecto, se alza este espectacular y altísimo conjunto que se soporta gracias a una estructura metálica y que ha costado casi 140.000 euros. Quizá sea el belén más caro, además del más alto.

Concebido para soportar la lluvia, el viento y la salinidad, sus creadores creen que aguantará al menos tres navidades. Quieren que sea «un singular hito navideño» que ayude a revitalizar el comercio, la hostelería y la restauración, sacudidas por la pandemia, y la hoy inexistente actividad turística.

José Manuel García Esquiva ‘Pachi’ (Alicante, 1967) es el artista ‘foguerer’ que ha diseñado el conjunto. Ha necesitado casi dos meses para erigirlo con ayuda de una decena de colegas y cinco colaboradores. Su pretensión es que quien entre en la plaza dirija su mirada a la figura de mayor porte. Un San José que a su vez mira hacia la Virgen, que contempla con ternura a su hijo.

«Queremos transmitir que nos llevamos bien, como esta ‘Sagrada Familia’, y que entre todos podemos salir de esto», dice ‘Pachi’ aludiendo a los estragos del coronavirus. «Esperemos que nos conozcan en todo el mundo y que sepan que aquí en Alicante hay unos grandes artistas y artesanos», agrega. El nacimiento alicantino priva del cetro en la carrera hacia el cielo de los belenes a Monterrey, que llevaba casi tres décadas en cabeza con una Virgen y un San José de 5,2 metros y un Niño Jesús de ‘solo’ 1,25. El mexicano suma 28,58 metros, la mitad que el belén alicantino, según certificó ayer de manera telemática Lena Kuhlmann, jueza alemana de la organización del Guinness.

Total
0
Shares
Artículos relacionados
Total
0
Share