Discurso del Libre Pensamiento francés con ocasión de las reuniones Día Internacional del Libre Pensamiento, 20 de septiembre de 2020

Queridos amigos, queridos camaradas,

Hoy celebramos el Día internacional del Libre Pensamiento. Les recuerdo que esta iniciativa fue tomada en el segundo congreso internacional de la Asociación Internacional para el Libre Pensamiento, en Mar del Plata, Argentina, en noviembre de 2011. Desde entonces, no hemos fallado.

El 20 de septiembre se coloca bajo las figuras tutelares de Simón Bolívar y Giuseppe Garibaldi, liberadores de América Latina. Garibaldi fue apodado “el héroe de los dos mundos” debido a su acción en América Latina y en Italia.

El 20 de septiembre de 1870, Roma fue anexada a Italia. Las tropas italianas entraron en la ciudad papal por la puerta Pia. Era el fin de los estados pontificios, y la abolición del poder temporal del Papa ahora confinado en el ámbito privado del Vaticano. No hará falta nada menos que el fascismo mussoliniano para intentar hacer de esta propiedad de la Iglesia un pseudo-estado. Sabemos que, al contrario de lo que se nos dice aquí y allá, no es así, y que los argumentos para presentar a Bergoglio como Jefe de Estado no son más que tonterías. Sí, los papas han perdido su poder llamado temporal, es de desear que las Iglesias pierdan el suyo por todo el planeta. Los librepensadores, humanistas y ateos del mundo entero trabajan en ello, tal es el sentido de nuestra celebración de hoy.

Pero, sin embargo, el poder espiritual conserva todavía una huella no desdeñable en las instituciones internacionales por el reconocimiento de la Santa Sede, como observador, pero más aún, en la OIT y en la Unesco, donde los sacerdotes son oficialmente responsables.

Queridos amigos, queridos camaradas:

El 20 de septiembre de 1870, en Italia, el Temporal relegaba por un tiempo al Religioso a la esfera privada. Hoy, en Francia, hay que constatar que estamos lejos del respeto de esta separación entre las Iglesias y el Estado.

Todos recordamos el discurso de Emmanuel Macron en el Collège des Bernardins, donde llamaba a «reparar el vínculo entre la Iglesia y el Estado». Se ha escuchado visiblemente, ya que constatamos que desde las recientes elecciones municipales, algunos municipios han creado, de todas partes, cargos de adjuntos a los cultos o a la espiritualidad.

Observamos también que el nuevo Ministro del Interior no cesa de presentarse como Ministro de Culto, a pesar de que esta función fue abolida por la Ley de 9 de diciembre de 1905 de Separación de las Iglesias y del Estado. La nostalgia de la República ya no es lo que era.

Cada uno es libre de asociarse con quien quiera para promover sus ideas. Es lo que se llama la libertad de asociación que fue instituida por la gran ley de 1901. Hoy se oye decir a este gobierno que habría que compartir su concepción «de la República y de la laicidad» para percibir subvenciones públicas. Es el reino del dinero-rey en todos los niveles.

Hubo una época en la que los partidarios del Concordato, que hacía de las religiones servicios públicos y de los religiosos funcionarios, decían claramente:«Quien paga manda». Era el tiempo de la servidumbre intelectual. La conciencia estaba entonces bajo el almud del sepulcro. Si hay que compartir los mismos «valores» que este gobierno para percibir subvenciones públicas, ¿dónde está la democracia, dónde está la libertad, dónde está la igualdad?

Quieren imponer el yugo del pensamiento único en el que todos deben tener los mismos «valores», las mismas ideas y las asociaciones deben decir lo mismo. Y si eso no se hace, los Kapos televisivos nos llaman al orden, esperando que la represión se intensifique aún más.

Bajo el pretexto de la sanidad, las fuerzas de la ley están en todas partes, todo el tiempo. Incluso se ha visto a policías entrar en escuelas para comprobar que los niños llevaban «correctamente» la máscara. Incluso bajo Vichy, la Escuela siguió siendo un cuasi-santuario, excepto donde se decía «Adiós a los niños» (1). Se ha visto a los trabajadores maltratados por las fuerzas de represión por la misma razón. Y mientras tanto, el Gobierno se esfuerza por reprimir, prohibir, encuadrar, organizar manifestaciones y reuniones de aquellos que se atreven a desafiar su orden y su política.

No se puede aumentar la suma de las libertades de que se disfruta si no se sabe defender las que ya se poseen. Ahora bien, nuestras libertades están gravemente amenazadas, como lo estableció el reciente Congreso del Libre Pensamiento. Les invito a leer atentamente nuestro nuevo número de Argumentos sobre las libertades, disponible gratuitamente en nuestro sitio web. Es esclarecedor para ver dónde hemos llegado en la deriva totalitaria.

Queridos amigos, queridos camaradas:

En todos los países del mundo se han visto las mismas escenas de superstición religiosa en las que era a quien blandía su gri-gri totémico para conjurar la COVID 19. Y, al mismo tiempo, las religiones y los religiosos se apartaban de las normas sanitarias que los gobiernos imponían a la población en su conjunto.

Por ello, la Asociación Internacional del Libre Pensamiento tiene previsto redactar un Libro Negro Mundial de la Pandemia para examinar en detalle las colusiones entre religiones y Estados en este asunto y poner de relieve la represión de unos y los privilegios de otros. Ningún continente se ha librado de esta ola oscurantista.

Queremos crear una enorme comisión de investigación en todos los países y continentes.

Vamos a empezar en Europa para mostrar la nocividad de los 14 Concordatos, cuya derogación exigimos pura y simple. Vamos a proponer a todas las asociaciones con las que mantenemos relaciones amistosas y acciones que se reúnan en el marco de la campaña europea contra los concordatos para establecer esta constatación en una conferencia europea.

También nos dirigiremos a nuestras asociaciones hermanas en los Estados Unidos para que nos informen de lo que ha ocurrido y de lo que sigue sucediendo en este continente.

Nuestro Congreso Mundial sobre Educación no pudo celebrarse en septiembre de 2020 como estaba previsto. Se espera que el próximo año se celebre sobre el mismo tema y también en España.

Queremos devolver al ser humano al corazón de su destino. Pensamos como Jacques Prévert:

El pavo real rueda
El azar hace el resto.
Dios se sienta en ella
Y el hombre lo empuja»

Queridos amigos, queridos camaradas:

En este lugar, recordemos también nuestra lucha por la plena rehabilitación de los Fusillés como ejemplo de la guerra imperialista de 1914-1918. Esta es una de las mayores batallas de nuestra asociación, una lucha contra la espada con un pasador. Un combate para que el soldado siga siendo un ciudadano y no un sujeto atado por la obediencia en una institución de no-ley, la «Gran muda», el ejército todopoderoso frente al individuo incorporado.

Estamos a punto de presentar a la Asamblea Nacional una propuesta de ley para la rehabilitación colectiva de los fusilados, por lo menos por tres grupos parlamentarios. En las próximas semanas habrá que movilizarse para pedir a todos los diputados de todas las circunscripciones que voten esta propuesta.

Repitamos lo que le dijimos a Chauny en el Aisne (dept), el 20 de abril de 2019, inaugurando el Monumento en homenaje a los Fusilados: “Trazaremos el cuadro exacto de los que tomarán posición o no. Y sabremos recordar a todos en las próximas elecciones. Puesto que el Ejecutivo se ha deshonrado públicamente, nos dirigimos al Legislativo que se supone que representa la voluntad del pueblo. Entonces veremos lo que es realmente. Hay palabras y hay hechos.
No cederemos en esta exigencia, porque lo que queremos al obtener la rehabilitación colectiva es el reconocimiento del derecho a decir NO a la muerte, NO a la guerra, NO a la barbarie militarista.
Al hacer justicia a los muertos del pasado, queremos salvar a los vivos de hoy y de mañana. ”

Alrededor del 11 de noviembre de 2020, organizaremos como de costumbre más de un centenar de reuniones pacifistas delante de monumentos por la Paz y contra la guerra o en lugares simbólicos. Este año abriremos nuestras reuniones a todos aquellos que actúan con nosotros contra el reclutamiento generalizado de la juventud a través del Servicio Nacional Universal y les daremos la palabra.

Por supuesto, no se puede concluir esta alocución sin evocar el objeto de todos nuestros esfuerzos, desde hace más de dos años, en el suelo de nuestro país: una manifestación nacional la defensa de la ley de 1905 con motivo del intento gubernamental de revisarla seriamente.

En nuestro Congreso Nacional Virtual hemos podido medir el compromiso de numerosas federaciones departamentales por su éxito. Hemos recibido el anuncio de apoyos de peso en el mundo asociativo, filosófico, sindical y político.

Es el movimiento laico histórico que se reconstituye. Es el Juramento de Vincennes que vuelve a la memoria de todos. Y sí, camaradas, los ritmos de la historia son a veces muy lentos, y como la actividad de los volcanes experimentan largas fases de silencio. Pero el sentimiento secular está siempre presente, y hemos trabajado pacientemente para despertarlo. Vamos a mantener este lugar indispensable de conciencia del movimiento laico. Camaradas, sin exclusiones, sin tratos ocultos, respetando la personalidad de cada uno, traduzcamos este movimiento que se construye en cada una de nuestras Federaciones.

¡Ni Dios ni Señor! ¡Abajo la Calota! ¡Viva la Social!

(1) Alusión a la película “Au revoir les enfants !” que evoca la deportación de escolares judíos

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...