Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

[Costa Rica] El presidente Fabricio Alvarado señala que extrema izquierda busca perseguir iglesias y ministerios

San José, 2 nov (elmundo.cr) – El jefe de fracción de Nueva República, Fabricio Alvarado, criticó las declaraciones dadas por el diputado del Frente Amplio, Antonio Ortega.

Ortega calificó como «violenta retórica cargada de pseudociencia y apología del odio» la oposición al proyecto para eliminar las terapias de conversión sexual.

Ante esto, Alvarado le recordó que «la libertad religiosa es un derecho humano de primera generación, lo hemos dicho varias veces, consagrado en el artículo 18 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos».

«En Nueva República no vamos a permitir que la extrema izquierda y sus aliados vengan a desconocer este derecho fundamental al encender una persecución religiosa en Costa Rica», sostuvo.

Alvarado insistió en que «no vamos a permitir que ocurra lo mismo que esta pasando con las instituciones religiosas en Nicaragua».

Según Alvarado el frenteamplista «dejó en evidencia cuáles son las verdaderas intenciones del proyecto que busca prohibir las terapias de conversión sexual».

«Ayer nos quedó claro que tenemos razón cuando decimos que este proyecto es una amenaza para la libertad de culto, el diputado utiliza una violenta retórica marginal, una manifestación evidente de odio religioso, está claro que lo que buscan con esa ley es perseguir iglesias y ministerios», aseguró.

Alvarado manifestó que «curiosamente en los supuestos testimonios compartidos ayer solo se hace mención de hechos que supuestamente ocurrieron en iglesias o ministerios cristianos se menciona un caso donde el supuesto crimen fue orar, o decirle a alguien que puede cambiar su preferencia sexual, o simplemente leerle un versículo bíblico».

«En primer lugar lo que menciona en esos testimonios no son terapias y en segundo lugar deja patentizado que lo que esta detrás de este proyecto es limitar las actividades religiosas, lo que pretenden es que el Estado le dicte a pastores y sacerdotes lo que es pecado y lo que no, por encima de la doctrina bíblica, violentando la libertad de culto», aseveró.

El diputado indicó que «nosotros tenemos muchos testimonios de personas que recibieron ayuda para abandonar la homosexualidad y hoy por hoy la abandonaron y tienen una vida plena y feliz, pero estoy seguro que para los promotores del proyecto esos testimonios no tienen validez».

«Diputados cuidado con aprobar un proyecto que abrirá un portillo enorme para la persecución religiosa y la cacería de brujas», concluyó Alvarado.

Total
2
Shares
Artículos relacionados
Total
2
Share