Concentración en Santander por la absolución de las feministas del «Santísimo coño insumiso»

El 26 de noviembre de 2015 tres feministas de Sevilla fueron imputadas por su participación en una manifestación del 1º de mayo de 2014 portando una imagen del “Santo Coño Insumiso”. La denuncia fue presentada por la Asociación de Abogados Cristianos, con sede en Valladolid, quienes ya habían presentado denuncias contra acciones similares llevadas a cabo en otras provincias, pero Sevilla ha sido la única ciudad donde su denuncia fue admitida a trámite.

En un primer momento se imputó a representantes del sindicato CGT (organizadores de la manifestación) por un supuesto delito contra los sentimientos religiosos y otro contra el ejercicio de los derechos fundamentales y las libertades públicas, que pueden acarrear penas de hasta tres años de prisión y multas de hasta doce meses. Tras una segunda investigación realizada por la Policía Nacional, llegaron las imputaciones a las tres compañeras feministas mencionadas. El objetivo de estas compañeras al sacar en procesión el “Santo Coño Insumiso” quedó definido en su manifiesto:

“Este 1º de Mayo sacamos nuestro Sagrado Coño a la calle para declarar nuestra INSUMISIÓN A LA EXPLOTACIÓN Y LA PRECARIEDAD. Nuestras vidas y nuestros cuerpos no son mercancías en manos del poder político y económico, del gobierno, la patronal, la iglesia católica o los machitos y machotes. Por eso nos reapropiamos de sus códigos, sus discursos y sus prácticas, y le damos la vuelta hasta la subversión, tomando las calles para dejar claro que ESTAMOS HASTA EL COÑO DE TANTOS COJONES. No vamos a tolerar que se eliminen nuestros derechos, se nos reprima e invisibilice”.

Estas palabras aún siguen vigentes. Todos hablan de “la mujer”, todas las instituciones nos nombran, a sus modos, de sus maneras. Se generaliza sobre nosotrxs, se nos dice cómo debemos ser, pasando por alto las diferencias y uniéndonos por una única razón: tenemos coño. Pues sí, por eso lo paseamos, lo celebramos, lo nombramos de nuestras formas y maneras y lo sacralizamos porque para nosotrxs es sagrada la hermandad que construimos frente a vuestras normas y mandatos. Que si sacamos el coño es por reapropiarnos de aquello que ellos quieren controlar, mutilar y poseer, pero sobre todo invisibilizar; para ellos el coño sólo sirve para procrear y, por supuesto, para definir quién es hembra y quién varón.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...