Colegio público de León suspende clase de Ciencias y Matemáticas de alumnos de Valores por ir los de Religión al cine

El Colegio Público Bilingüe de Infantil y Primaria Antonio Valbuena de León suspendió las clases de Inglés, Sciencie y Matemáticas en 5º de Primaria de los alumnos de Valores por la actividad de los alumnos de Religión que asistían en el Colegio Marista «San José» para ver una película dentro de la “semana de cine espiritual” que organizó el obispado.

El pasado día 25 de enero, miércoles, los alumnos de Religión del quinto curso se ausentaron durante dos horas y media del Colegio, desplazándose al Colegio Marista “San José” para ver (previo pago) una película dentro de la “semana de cine espiritual” que organizó el obispado.

La actividad se realizó un día en el que esos alumnos de 5º no tenían clase de Religión,  yla actividad extraescolar duró mucho más tiempo que la hora semanal que le corresponde a esta materia. Como consecuencia de ello, los alumnos vieron alteradas y/o suprimidas las clases de Inglés, Sciencie y Matemáticas, al objeto de que los alumnos de Religión no perdieran la clase correspondiente de esas asignaturas. En Inglés los alumnos de valores hicieron dibujos, la de Science (una hora) se suprimió directamente dejando a los niños de Valores en el pabellón de deportes para que practicaran “juego libre”. En la hora de Matemáticas fueron trasladados a otra clase de quinto de esa asignatura sin dar materia, llevando a cabo ejercicios de cálculo mental.

Por otra parte los padres de los alumnos afectados por esta suspensión de clase se quejan de que en realidad, la película (Atrapa la bandera, 2015) es una comedia de animación que carece de cualquier contenido religioso. Y afirman, que si se quería llevar a los alumnos al cine por la mañana se podía haber buscado otra opción que no fuera los Maristas (incluso en el propio colegio) y que pudieran asistir todos los niños, suponiendo que tenga algún sentido educativo perder horas de clase por llevar al cine a los alumnos.

La programación de actividades para los alumnos de Religión, fuera de la hora que tiene asignada esa materia, no puede de ninguna manera afectar o perjudicar a los alumnos de Valores. Eso supone una discriminación manifiesta de estos alumnos, razón por la cual dicha actividad nunca debió ser autorizada por la dirección del centro.

En la denuncia cursada por un padre afectado al Delegado Territorial de Educación en León manifiesta: «Comprenderá que, por el hecho de que el obispado organice un ciclo de cine o porque a ciertos profesores de Religión (por cierto, nombrados por el propio obispado…) se les ocurra llevar a los alumnos a dicho ciclo, mi hijo no tiene por qué perder la clase de Science ni de ninguna otra materia.

Esta denuncia se ha presentado tras haber solicitado a la dirección del centro explicaciones por tal autorización.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...