Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

Carta de un cigoto a Gallardón

Estimado ministro: Vaya por delante mi felicitación por atender las inquietudes que tenemos las personas/concebidas/nonacidas. Los “pseudo progresistas”, como usted los ha calificado muy acertadamente  en la Convención de su partido celebrada este pasado fin de semana en Valladolid, no sólo no se han preocupado nunca de nosotros sino que, antes al contrario, siempre han favorecido normativas cuyo único objetivo era el de hacernos desaparecer por imperativo de la irresponsable decisión de la persona que nos engendraba.

Ahora andan alborotando el país con manifestaciones en un vano intento de forzar, a través de la violencia callejera, la retirada del anteproyecto de ley de Protección de la Vida del Concebido y de los Derechos de la Mujer Embarazada, pero observo con satisfacción que usted se mantiene firme y ha declarado que “en democracia, lo que marca la acción del Gobierno es el voto en la urna” y que “la mayoría de los españoles” lo hizo por el programa electoral de los populares. Y aunque es una falacia hablar del “voto en la urna” y de “la mayoría de españoles” como si fueran realidades que se deducen la una de la otra, la democracia tiene sus reglas y el que no quiera aceptarlas, porque carece del sentido democrático que a usted le sobra, que estudie “Educación para la Ciudadanía” que aún deben de quedar algunos textos en los trasteros de las casas de estos “pseudo progresistas”.

De cualquier forma, no todo van a ser alabanzas, señor Gallardón, hay algunos compañeros  personas/concebidas/nonacidas que no ven con buenos ojos su anteproyecto de ley. Son aquellos cigotos que han sido concebidos como consecuencia de una violación. Argumentan -y no les falta razón- que porqué pueden ser vilmente asesinados, a tenor de lo establecido en su anteproyecto de ley, cuando ellos no tienen ninguna responsabilidad en la violencia ejercida por su progenitor y que, como entes con personalidad jurídica única e independiente  de los que los concibieron, consideran una vileza gratuita que su exterminio pueda tener el más mínimo apoyo legal.

Espero que en el largo trámite parlamentario que se avecina -me figuro que después de las elecciones europeas ¡que no es cuestión de que nuestro destino sea aireado por los “rojeras” de siempre!- pueda ser subsanado el caso de las personas/concebidasconviolencia/nonacidas y de que todos -y me refiero a TODOS- tengamos la seguridad jurídica de nuestra supervivencia con total independencia de los superficiales caprichos de quienes nos engendraron.

Me despido de usted, señor ministro, no sin antes reiterarle mi agradecimiento por sus desvelos hacia nosotros y advertirle de que ha de modificar su anteproyecto para proteger la vida de todos los concebidos cualesquiera que hayan sido las circunstancias de su concepción. Recuerde sus palabras sobre la defensa del más débil -¡lo que dice mucho de su generosidad y solidaridad!- que usted mismo equiparaba al trabajador explotado o al esclavo. Es de Justicia que así sea, señor ministro del ramo.

Gerardo Rivas Rico es licenciado en Ciencias Económicas

Total
0
Shares
Artículos relacionados
Manifestante contra los abusos sexuales cometidos por la Iglesia católica.- Reuters
Leer más

Sotanas remangadas

Mi colega Jesús Bastante destapaba el pasado martes el caso de Manuel Cociña, un cura del Opus Dei…
Leer más

Don Dinero en la escuela

Desde que en marzo de este año la mayoría del Parlamento Vasco firmara un Acuerdo Educativo, el Gobierno…
Total
0
Share