Caen las ganancias del banco del Vaticano y cambian de director

Los beneficios del IOR cayeron a 2,9 millones de euros en 2013 después de los 86,6 millones registrados en 2012.

El alemán Ernst von Freyberg dejará de ser presidente del banco del Vaticano, sólo 16 meses después de haber asumido el puesto, según anunció ayer la Santa Sede. La noticia se conoció el mismo día en que la institución financiera publicó sus cuentas de 2013, año en que sus beneficios netos cayeron a 2,9 millones de euros (3,9 millones de dólares), después de los 86,6 millones de euros registrados en 2012. La declaración de ingresos incluye una pérdida de 14,4 millones de euros atribuida a una "donación" de valores a una fundación de la Santa Sede. No entra en detalles, pero versiones de prensa dijeron que un alto cardenal del Vaticano transfirió unos 15 millones de euros a una compañía de cine italiana allegada al Vaticano y que se investigaba la transacción. Sin embargo, en la primera mitad de 2014 las cifras mejoraron y se registraron unos beneficios netos de 57,5 millones de euros.

Hoy será presentada la nueva cúpula del IOR. El economista francés Jean-Baptiste de Franssu es el nombre que más suena para sustituir a Von Freyberg al frente del organismo.

Con el fin de la primera fase del proceso de reformas estamos en posición de comenzar la segunda fase con una nueva cúpula", afirmó el australiano George Pell, quien desde febrero está al frente del Secretariado de Economía, una especie de ministerio de finanzas creado por el Papa Francisco. "Me gustaría agradecer a Ernst von Freyberg y a todo el consejo su gran disposición", agregó. Von Freyberg, un abogado de 55 años, fue colocado en marzo de 2013 al frente del Instituto para las Obras de Religión (IOR), una institución que se vio sacudida por escándalos de lavado de dinero y fue criticada por su gestión poco transparente.

Von Freyberg destacó hoy que el banco pasó por un "proceso a menudo muy doloroso pero muy necesario" que "abrió la puerta a un nuevo futuro sin lastres para el IOR como un proveedor de servicios financiero que se dedica única y completamente a servir a la misión de la Iglesia Católica".

En 2013 los beneficios del IOR cayeron a 2,9 millones de euros (3,9 millones de dólares), después de los 86,6 millones de euros registrados en 2012. En la primera mitad de 2014 las cifras mejoraron y se registraron unos beneficios netos de 57,5 millones de euros. El IOR afirmó que el año pasado registró pérdidas por inversiones por valor de 28,5 millones de euros, sin dar más detalles. El banco perdió 15 millones de euros en el rescate de una empresa mediática relacionada, según los rumores, con el ex secretario de Estado vaticano Tarcisio Bertone.

La institución sigue cerrando las cuentas que no cumplen con normas regulatorias más estrictas. La investigación refleja el esfuerzo del banco por mejorar el cumplimiento de normas bancarias internacionales, incluso para desalentar el lavado de dinero. Hasta ahora ha bloqueado a 1239 clientes individuales y 762 institucionales. De unas 3000 "relaciones con clientes" canceladas, la mayoría eran cuentas inactivas, aunque otras no cumplían con los nuevos requisitos.

Fransuu presidente Banco Vaticano 2014

El nuevo presidente del Instituto para las Obras de Religión (IOR), Jean-Baptiste de Franssu, durante una rueda de prensa en Roma ofrecida tras su nombramiento Efe – Angelo Carconi

Archivos de imagen relacionados

  • Fransuu presidente Banco Vaticano 2014
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...