Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

Cae otro Cristo

Vissarion, a saber, «El que da la vida», es el término que utilizan sus seguidores para referirse a Torop, el cristo ruso. Él afirma, con una seguridad dogmática, que María, la madre de Jesús de Nazaret, es, aunque suene insólito para muchos —sobre todo para aquellos que no forman parte de su red— en efecto su propia madre. Tiene dos esposas y seis hijos, lo cual no parece que le ayude a ganar puntos con Cristo y el resto de las iglesias cristianas, se dice que una de sus esposas tenía 19 años cuando se casó con él.

La institución religiosa, que ahora se conoce como la “Iglesia del Último Testamento”, fue fundada por el excéntrico líder, en 1991, cuando la Unión Soviética se estaba derrumbando. Torop considera que fue en ese preciso momento cuando tuvo un «despertar» y, en consecuencia, comenzó a reclutar seguidores, para instruirlos bajo los dictados teóricos y prácticos que guían su vida.

Por tres décadas, Torop ha operado con plena libertad en el exterior de Siberia, difundiendo y proliferando su doctrina, a pesar de la irregularidad y extremismo de aquella. Mas después de mucho tiempo, al parecer su trabajo como guía espiritual podría haber llegado a su fin ya que se desplegó, para capturarlo, un grupo numeroso de oficiales bien armados y con helicópteros.

El motivo

Tres son los cargos que se le imputan a Torop: la creación y organización de una estructura religiosa completamente ilegal, estafar a sus discípulos incondicionales y de infligirles toda suerte de daños y abusos emocionales, según reveló el comité de investigación de ese país.

Para ser efectiva esa operación especial intervinieron agentes del servicio de seguridad del FSB de Rusia, también la policía y otros organismos competentes. Torop, el Hijo de Dios, después de haber sido arrestado, fue trasladado según bibliatodo.com  “por tropas enmascaradas a un helicóptero cercano, junto con su mano derecha, Vladimir Vedernikov”.

Miles de personas de diferentes clases sociales viven aglutinadas en los sitios más recónditos bajo la tutela de Torop, quien, dado el poder religioso que le ha otorgado la comunidad de fieles, aplica el veganismo en su forma más ortodoxa; el tabaco y el alcohol son estrictamente prohibidos; y, en materia económica, prohíbe férreamente a sus fieles el intercambio de dinero entre ellos. 

La visión religiosa de éste hombre estriba en un amasijo de elementos adquiridos de la Iglesia Ortodoxa Rusa, el budismo, el apocalipsis, el colectivismo y los supuestos teóricos ecológicos.

Víctor Salmerón

Total
0
Shares
Artículos relacionados
Total
0
Share