Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

Alcaldes discuten sobre Vírgenes y terremotos

Ediles de Granada han realizado los votos de la ciudad a su patrona, por haberla librado de los terremotos que arrasaron varios pueblos cercanos en 1884 1956

La noticia: Miembros de la corporación municipal de Granada, encabezados por su alcalde, han realizado el 26 de diciembre los votos de la ciudad a la patrona, la Virgen de las Angustias, por haber librado a esta capital de los terremotos que arrasaron varios pueblos cercanos en 1884 (justo el día de Navidad; más de 800 muertos en Arenas del Rey, Alhama de Granada y alrededores) y 1956 (devastación y varios muertos en Albolote, Atarfe y otros). Otro tanto ha hecho el Ayuntamiento de Albolote, pero aquí sólo se menciona 1884. Se ha venido haciendo cada año, cualquiera que haya sido el signo político de los alcaldes. La novedad de 2020 es que, por la covid, no ha habido procesiones ni mucha parafernalia. Por otro lado, en el último mes se están sucediendo pequeños terremotos en la provincia de Granada.

Hemos tenido acceso a un diálogo entre los alcaldes de Arenas del Rey, Albolote y Granada sobre la protección celestial contra los terremotos; lo reproducimos, pues es coherente con sus actos, y podemos asegurar que no es más ficticio que la citada protección.

Alc. de Arenas: Maldita la gracia de que la Virgen de las Angustias sólo os protegiera del terremoto de 1884 a los granadinos, y el Cristo de la Salud a los alboloteños, y que dejaran que nos devastaran a los que estábamos a unos pocos kilómetros. Aquí los que ya imagináis dicen que qué cabrones. A mí lo que más me duele es que encima parezca que lo celebráis con recochineo: “gracias por librarnos de los terremotos que arrasaron varios pueblos cercanos”; sólo os falta añadir “je, je”. Y que todavía sigáis pidiendo que continúen portándose así.

Alc. de Granada: No lo hacemos con mala intención, hombre, es que la cosa es así: cada Virgen o Cristo tiene que proteger sólo a los suyos, y sin salirse de su competencia de desastres. A la Virgen de las Angustias la tenemos contenta como patrona, capitana generala y Medalla de oro de la Ciudad y de la Provincia, pero mira cómo para que nos proteja de la peste no recurrimos a ella, sino al Cristo de San Agustín, que ya libró a la ciudad de la peste en 1679. El ‘Cristo desodorante’, dicen los impíos.

Alc. de Albolote: Eso, que nos olvidamos de los Cristos. Nosotros no, por eso procesionamos cada 26 de diciembre al Cristo de la Salud, que es nuestro Cristo de los sismos; bueno, para que algunos no digan el Cristo “de los simios”, mejor “de los terremotos”. Algunos querían pedirle al Niño Jesús, pero después de la Navidad de 1884 el Niño nos da miedecillo. ¿Es que en Arenas no tenéis protectores, o no los cuidáis bien?

Alc. de Arenas: Pues claro que sí. Tenemos dos patrones, San Sebastián y la Virgen de los Dolores. Y a ésta hace poco, en 2017, que la hemos hecho alcaldesa perpetua, y el año pasado una militar le entregó la Medalla al Mérito por… bueno, al Mérito. Ahora eso no estaría bien visto, pues a algunos lo de ‘al mérito’ les sonaría a ‘al rey corrusto’, y muchos rojillos no asistirían por temor a que, en un acto que les parece más propio del franquismo, hubiera un poquito de fusilamientos. Pero bueno, dicen las malas lenguas que a vuestro Cristo de los terremotos se le despistó un poco el de 1956, ¿no? Devastó vuestro pueblo, y Atarfe, y hubo varios muertos… ¿Cómo seguís confiando en él?

Alc. de Albolote: ¡Qué irreverencia! Más que nunca desde entonces; ¡imagínate si no nos hubiera protegido, so listo! Y estos días que está habiendo tantos terremotillos, seguro que no han sido más gordos gracias a nuestro Cristo.

Alc. de Granada: Y a nuestra Virgen de las Angustias.

Alc. de Arenas: Y a la nuestra de los Dolores.

Alc. de Granada: Lo importante es tenerlos contentos; y tener reservas y saber utilizarlas, que no lo estamos haciendo bien y así nos va. Vosotros mantenéis un triste par de Vírgenes o Cristos o Santos, y lo tenéis chungo.

Alc. de Albolote y Arenas: ¿A qué te vienes a referir?

Alc. de Granada: A que no hemos hecho ningún voto nuevo por la covid. ¿Y a qué Virgen o Cristo vamos a especializar? Nosotros no vamos a distraer con esto a los que ya nos protegen de terremotos y pestes, y por eso tenemos ya preparadas con sus respectivas Medallas de Oro, fajines militares y patronazgos a otro Cristo (el de los Favores) y a otras 6 Vírgenes, 6 (Amargura, La esperanza, Aurora, Remedios, Misericordia y Alhambra: ALARMA, ideal para el estado en que estamos). Y están listos los copatrones San Cecilio y San Juan de Dios en la recámara. Y Fray Leopoldo, que para eso lo beatificamos por lo militar en la Base Celestial de Armilla con la bendición científica del Rector de la Universidad.

Alc. de Arenas: ¡Cómo acaparáis, lavirgen! Pues nosotros podemos organizar para el caso una COronación de la VIrgen de los Dolores, es decir, una COVID contra la covid, jeje. Lo malo es que nos vengan con la aconfesionalidad del Estado y esas monsergas laicistas de libertad de conciencia, pero, hablando de coronas, que empiecen por leerle la cartilla constitucional al Rey. Que seguro que viene si lo hacemos Hermano Mayor; es curioso lo que felipa con serlo, ¿verdad?, ¿por qué será? El miedo que me da es que venga en modo Borbón y quiera quedarse con Arenas “del Rey”.

Las Vírgenes y Cristos: Si existiéramos, no podríamos evitar catástrofes naturales, pero a lo mejor sí advertir del peligro de los cargos demasiado de-votos.

Juan Antonio Aguilera (Granada Laica – UNI Laica)

Total
4
Shares
Artículos relacionados
Total
4
Share