Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.
Desde que los talibanes llegaron al poder, los derechos de las mujeres están comprometidos / SAVE THE CHILDREN

[Afganistán] Un año bajo el régimen talibán en Afganistán: las niñas están más solas, hambrientas y tristes

Según un informe de Save The Children, las niñas tienen casi el doble de probabilidades que los niños de irse habitualmente a la cama con hambre.

Tras casi un año y medio desde que los talibanes tomaron el control de Afganistán, una crisis económica, una sequía paralizante y nuevas restricciones de los derechos humanos han destrozado la vida de las niñas, excluyéndolas de la sociedad y dejándolas hambrientas, con una cuarta parte mostrando signos de depresión, según un informe de Save the Children.

El informe, titulado Punto de ruptura: La vida de las niñas y los niños un año después de la toma del poder por los talibanes, muestra que el 97% de las familias luchan por proporcionar suficiente comida a sus hijos e hijas, así como que las niñas comen menos que los niños. Casi el 80% de los niños y niñas aseguran que se han acostado con hambre en los últimos 30 días, aunque son las niñas quienes más sufren esta situación, ya que tienen casi el doble de probabilidades que los niños de acostarse sin haber comido lo suficiente.

La falta de alimentos tiene consecuencias devastadoras para la salud de los niños y las niñas y amenaza su futuro. Nueve de cada diez niñas en Afganistán aseguran que sus comidas se redujeron en el último año y que están preocupadas porque están perdiendo peso y no tienen energía para estudiar, jugar y trabajar.

La crisis también está afectando peligrosamente el bienestar mental y psicosocial de las niñas. Según entrevistas con personas adultas a su cargo, el 26% de las niñas muestran signos de depresión en comparación con el 16% de los niños, y el 27% de las niñas tienen signos de ansiedad mientras que en el caso de los niños es el 18%.

Una niña sostiene a su hermano frente a su casa, Afganistán
Una niña sostiene a su hermano frente a su casa, Afganistán

Las niñas entrevistadas por Save the Children cuentan que tienen problemas para dormir por la noche porque están preocupadas y tienen pesadillas. También aseguran que han sido excluidas de muchas de las actividades que antes les hacían felices, como pasar tiempo con familiares y amigos e ir a parques y tiendas.

Thank you for watching

Tras la toma del poder por parte de los talibanes en agosto pasado, se ordenó a miles de niñas de secundaria que se quedaran en casa, revirtiendo años de progreso para la igualdad de género. Las niñas entrevistadas por Save the Children expresan su decepción y enfado por el hecho de que ya no puedan ir a la escuela y comparten que se sienten desesperanzadas por su futuro porque no cuentan con los derechos y libertades que tenían antes.

Más del 45 % de las niñas lamentan que no asisten a la escuela, en comparación con el 20% de los niños, y mencionan los desafíos económicos, la prohibición de los talibanes de que las niñas asistan a clases en la escuela secundaria y las actitudes de la comunidad como las principales barreras que les impiden acceder a la educación.

El 46% de las niñas y el 20% de los niños en Afganistán cuentan que no asisten a la escuela
El 46% de las niñas y el 20% de los niños en Afganistán cuentan que no asisten a la escuela

Tras la retirada de las fuerzas internacionales el año pasado, los talibanes tomaron el poder el 15 de agosto. Se retiraron miles de millones de dólares en ayuda internacional, se congelaron las reservas de moneda extranjera de Afganistán y se derrumbó el sistema bancario. La posterior crisis económica y la peor sequía del país en 30 años han sumido a los hogares en la pobreza.

Los niños y niñas entrevistados por Save the Children cuentan que la situación económica, que está dejando a los hogares sin suficiente dinero para comer y sin artículos básicos, está impulsando un aumento en los matrimonios infantiles en sus comunidades, y que esto está afectando más a las niñas que a los niños. De las personas menores de edad que aseguran que les han pedido que se casaran para mejorar la situación financiera de su familia en el último año, el 88% son niñas.

Save the Children cree que la solución no se puede encontrar solo en Afganistán, sino que es fundamental la implicación de la comunidad internacional. La organización alerta de que si no se proporcionan fondos humanitarios inmediatos y se encuentra una manera de reactivar el sistema bancario y apoyar la economía, niños y niñas perderán su infancia e incluso morirán.

Total
14
Shares
Artículos relacionados
Total
14
Share